•  |
  •  |

Siete televisores de  21 pulgadas, pantalla plana, así como dos equipos de sonido y más de cinco gramos de piedras de crack, fue lo que ocuparon las autoridades de la División Antidrogas de la Policía Nacional, en dos viviendas del Reparto Cuadra, en las inmediaciones del capitalino Hospital “Manuel de Jesús Rivera”.

Los detenidos son Rosa Argentina Araica, de 41 años,  su hijo David Araica, de 25,  y  un “cliente” de apellidos Ramos Martínez.

“Si encuentran droga es porque ellos (la Policía) me la puso, yo trabajo vendiendo ropa usada en los departamentos y sí tenía causa pendiente en los juzgados por tráfico de droga, pero ese caso ya está cerrado,  porque se comprobó que soy inocente”, dijo Rosa Argentina Araica.

Por su parte, David Araica admitió que en un tiempo se dedicaba a ese “tipo de negocio”, pero ahora tiene en su casa videojuegos.

“Ellos (la Policía) dicen que aquí “me descargué”, y no es cierto,  si yo mismo fui el que les abrí la puerta y no encontraron nada, luego salen diciendo que encontraron esas piedras de crack”, agregó el joven.

Las piedras de crack estaban en una especie de altar, junto a una imagen de Jesucristo.