•  |
  •  |

Lo que parecía ser una noche de alegría, se convirtió en tragedia, luto y dolor para la familia de René Martín Sánchez Aguilar, de 34 años, quien falleció producto de una estocada en el cuello, todo por robarle sus pertenencias.

El hecho se dio en Villa Libertad, de la farmacia “Marien” una cuadra al este, tres al sur, y una al oeste, donde cayó abatido Sánchez, quien fue despojado de un anillo de matrimonio y de una cadena.

Las autoridades del Distrito VII de Policía tienen identificado a un adolescente apodado “Marquitos”, como autor del hecho, pero aún no hacen efectiva su captura.
“Pido que la muerte de mi hermano no quede impune, que sea un adolescente el autor del crimen no significa que no pueda ser castigado”, dijo Cristina Sánchez.

La hermana de la víctima expresó que la Policía no puede poner como excusa que el sospechoso del crimen sea menor de edad para desistir de su captura.

René Sánchez se desempeñaba como conductor de una empresa de gaseosas, habitaba cerca de los semáforos de El Colonial, y llegó a Villa Libertad porque había un torneo de billar, donde él competiría, ya que recibió un trofeo el año pasado.

El fallecido deja a cuatro niños en la orfandad, dos de su primer matrimonio y dos del segundo. El último es un bebé recién nacido.