•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

En el basurero de esta ciudad, dentro de una bolsa plástica negra, fue encontrado un niño de aproximadamente ocho meses de gestación, de sexo masculino.
El hallazgo se registró a las 8:30 de la mañana del lunes último, luego de que las autoridades de la Policía de Chinandega recibieran varias llamadas de alarmados pobladores.

El cuerpecito sin vida fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, para realizarle la autopsia.

Los vecinos del lugar pidieron que se investigue,  porque es un crimen que una mujer se realice un aborto en tan avanzado estado de su embarazo.
Reina Rodríguez, originaria del barrio El Limonal, quien diariamente recoge desechos en el vertedero,  relató que los trabajadores de limpieza de la Alcaldía de Chinandega, a bordo de un camión pequeño, verde, depositaron como de costumbre el primer envío de basura, y al abrir una bolsa  negra observó a la criatura sin vida.

“Era un varoncito, estaba morado. La mujer que cometió ese crimen,  mejor no lo hubiese concebido en su vientre. Tengo cinco hijos y los he criado solita, sin la ayuda de nadie”, expresó la humilde ciudadana.

Grosería
Por su parte, Juana María Martínez dijo que es una grosería lo que le hicieron al niño, y  mejor lo hubiesen  regalado.

La joven madre Irma Olivas  dijo que vio que  en la bolsa donde estaba el niño  había sondas y coágulos de sangre, por lo que considera que el aborto pudo haber sido practicado en horas de la madrugada del lunes.

Se conoció que trabajadores del área de limpieza de la comuna recolectaron la caja donde iba el bebé en las cercanías del Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de Chinandega.

El forense Róger Pereira Umaña confirmó que el feto tenía ocho meses de gestación, y desde el punto de visto médico legal hay que determinar si murió en el útero o vivió,  y si después lo mataron.

Expresó que la persona o las personas que practicaron el aborto,  cortaron con un objeto sin filo el cordón umbilical, porque tiene machacados los bordes.