•  |
  •  |

Ordenan arresto de hijo de diputado
El juez suplente Sexto Local Penal,  William Larios,  ordenó la captura de José Ángel Talavera, hijo del diputado parlacénico del mismo nombre. La orden de arresto  fue solicitada por la fiscal auxiliar Blanca Rosa Calero, luego de que Talavera hijo no se presentó al juicio donde enfrenta cargos por amenazas de muerte con arma y portación ilegal de armas en perjuicio de  Freddy Arostegui Guzmán y el Estado, respectivamente. Las amenazas ocurrieron el 8 y  20 de diciembre del año pasado, por una deuda no cancelada.

Culpable “mulero” español
Alberto Gutaro Muñoz se declaró culpable por tráfico internacional de estupefacientes. Gutaro fue capturado en el Aeropuerto Internacional de Managua el 10 de febrero de este año, cuando iba para Atlanta, Estados Unidos, cargando 2,540 gramos de cocaína en los zapatos, chinelas y el estuche para los lentes. Tras la confesión del imputado, quien admitió el delito,  más no la cantidad de droga,  la Fiscalía y la Procuraduría pidieron que sea castigado con diez años de prisión y 500 días multa.

Pide clemencia a juez Arias
Milton Javier Solís Sevilla admitió haber intentado sobornar a un agente de tránsito con 320 córdobas, pero pidió al juez Julio César Arias,  clemencia. “Reconozco que cometí un error  al intentar sobornar al policía,  pero le pido que me otorgue la condena mínima y la suspensión de la ejecución de la pena”, manifestó el acusado de cohecho o soborno.  Al escuchar al angustiado reo y ver a la esposa de éste llorando en una esquina de la sala de audiencias, el judicial programó la lectura de sentencia.

Homicidio en un bailongo
Un bailongo en un bar de la comunidad de Buena Vista, jurisdicción del municipio de El Castillo,  terminó con una tragedia,  cuando Pedro Ezequiel Beltrán, de 20 años,  recibió dos estocadas a la altura del abdomen y cayó muerto entre la gente. La muerte del joven ocurrió a eso de las 10 de la noche del pasado domingo, en el momento que se produjo una discusión entre Beltrán y José María López, quien le asestó dos puñaladas al otro, delito por el que deberá de responder.