•  |
  •  |

Abordar un bus de cualquier ruta urbana colectiva es arriesgar la vida. Eso fue lo que comprobaron ayer por la mañana los pasajeros que iban a bordo de un autobús de  la ruta 111,  en los semáforos del puente El Paraisito, porque se le fueron los frenos y chocó contra varios vehículos.

Santos Daniel González, conductor del carro Yaris blanco,  placas M 153-662, quien esperaba el cambio de luz del semáforo,  dijo que de repente escuchó un estruendo, luego sintió un golpe y al observar por el retrovisor notó que un bus lo había chocada por detrás.

“Dice el señor del bus que se le fueron los frenos, por eso él se subió a la cuneta y primero se pasó llevando un taxi que estaba detrás de mí.  Del impacto,  el autobús corrió a la izquierda y terminó en la parte trasera derecha de mi Yaris  2011”, aseguró González.

El conductor del bus verde con blanco, placas M 1550, fue identificado como José Jiménez Morales,  y el chofer del taxi Hyundai, blanco, placas M 07937, es Rodolfo Munguía.

Llamado a choferes de bus

Afortunadamente en este accidente no hubo lesionados, sólo daños materiales.
La mayoría de los accidentes de tránsito se dan por el irrespeto a las señales de tránsito, por falta de cortesía, por el mal estado mecánico, y porque los conductores de buses andan  “peleando” pasajeros.

“Los conductores de buses deben tener presente  que no sólo  ponen en riesgo su vida, sino la de los pasajeros, porque a la hora de un accidente, puede haber luto y desintegración de la familia,  por eso les hacemos el llamado a manejar con precaución”, indicó el agente de tránsito.

La Ley de Tránsito especifica que toda unidad de transporte colectivo y selectivo debe ser revisada dos veces por año, pero ayer nadie supo decir  cuántas revisiones técnicas tiene el bus de la ruta 111 involucrado en el accidente.