•  |
  •  |

“Lo que se alaba, se echa a perder”, reza un viejo refrán, y eso es lo que pasó con los pobladores del  barrio Jorge Dimitrov, donde  ayer por la mañana varios sujetos realizaron un atraco a la vista y paciencia de muchos.

María Auxiliadora Quezada, de 37 años, circulaba en su Yaris, azul, placas M 064-434 de sur a norte,  cuando uno de varios sujetos le abrió la puerta del pasajero y se le llevó la cartera con documentos personales y el pago de su quincena de trabajo.

Después del atraco, ella se fue adonde estaban unos agentes policiales y les pidió ayuda. De inmediato se trasladaron al lugar,  sin embargo, no lograron capturar a los asaltantes que, como siempre, huyeron hacia el barrio, donde aparentemente viven.

Presa del nerviosismo,  Quezada se internó en el barrio con los policías, pero al tratar de pasar por uno de los “recovecos” del “Jorge Dimitrov”,  chocó contra la moto que Guillermo Obando, de 28 años, conducía. Él trabaja para una  farmacéutica.