•  |
  •  |

BLUEFIELDS

Rolando José Dávila Díaz, de 28 años, y Santos Manuel Herrera Galeano, de 35, fueron ultimados a tiros y machetazos por causas aún desconocidas.
De acuerdo con el comisionado mayor Manuel Zambrana, jefe policial del Atlántico Sur, el crimen se registró  en el Polo de Desarrollo de Punta Gorda, unos 70 kilómetros al sur de Bluefields.
Zambrana dijo que las víctimas eran amigos y salieron  de sus casas de habitación el  sábado 12 de marzo, para participar en un partido de béisbol, pero al parecer se pusieron a consumir licor con los hermanos  Ernesto y Clemente Hernández Urbina, de 32 y 28 años, respectivamente, y después de eso nadie los volvió a ver.
Los cuerpos fueron encontrados cerca del campo de béisbol.  Santos Manuel Herrera presentaba dos heridas en la cabeza y un impacto de bala en el brazo, mientras que José Dávila Díaz tenía  la garganta cortada y una lesión de bala en la espalda.
 Los familiares dicen que no denunciaron el crimen,  porque tomarán la venganza por su mano, pero la Policía desplegó a la guardia operativa en Punta Gorda para mantener la calma en el polo de desarrollo.