• CHINANDEGA |
  • |
  • |

A petición del defensor público Nicolás Fúnez Espinoza, la jueza segundo de Distrito Penal de Chinandega le sustituyó la prisión por el arresto domiciliar a Dinorah Liseth Rodríguez Jarquín, de 20 años, quien está acusada junto a su compañero de vida, Erick Mendoza Salazar, de 39 años, por la muerte de su menor hija de 18 meses.

La jueza dijo que de acuerdo con la hoja de control prenatal del Sistema Penitenciario Regional de Occidente, Rodríguez Jarquín dará a luz el próximo 22 de junio, por lo que gozará de los beneficios estipulados en la ley.

Juicio oral y público el diez de agosto
“Cumpliendo fielmente los derechos y garantías constitucionales de los acusados, he accedido a la petición de la defensa. Se tomará en cuenta los 40 días del puerperio y el periodo de recuperación de ella, para someterla nuevamente al régimen carcelario”, indicó la juez.

Mientras Rodríguez Jarquín se dirigió a la casa de un familiar en Chichigalpa, Erick Mendoza Salazar retornó al Sistema Penitenciario Regional de Occidente, con sede en Chinandega, tras haber sido auscultado por el forense Róger Pereira Umaña.

Ambos deberán presentarse al juzgado el próximo 10 de agosto, para el juicio oral y público.

La niña de 18 meses murió a consecuencia de maltrato físico a las 12:30 de la noche del cinco de diciembre de 2010, en el hogar de la referida pareja, ubicado en el barrio Candelaria, en Chichigalpa.