•  |
  •  |

Llorando de indignación,  doña Sara Mora, madre de Candy Rueda Mora, anunció que hoy recurrirá de queja ante la Corte Suprema de Justicia, CSJ, contra la jueza Indiana Gallardo, quien declaró culpable a la mujer que mató a su hija, pero la mandó nuevamente a su casa.

Frustrada por  la decisión de la  judicial, la madre doliente insinuó que la justicia está del lado de Ruth Peña Hurtado, por razones económicas.

“Uno puede ser humilde y pobre,  ella – la acusada - tiene riales, pero si quieren riales,  yo puedo  conseguirlos”,  afirmó doña Sara Mora.

La  titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia defendió su decisión asegurando que Peña sigue cumpliendo con las medidas alternas que le impuso en la audiencia preliminar.

Piden seis años de cárcel

Con el Código Penal en mano,  la fiscal auxiliar Eveling López demandó a la jueza  Gallardo que mande a Peña a la cárcel, porque la presunción de inocencia fue destruida, además cuando una persona se ha declarado culpable, lo que cabe es imponerle la prisión  y remitirla  al Sistema Penitenciario Nacional, SPN.

En la audiencia de debate de pena celebrada ayer, la Fiscalía  pidió que Peña sea castigada con seis años de cárcel por el homicidio imprudente y a 18 meses por las lesiones graves que le causó a Jenny Marisela Galán.

La abogada  Ligia Velásquez solicitó cuatro años por el homicidio  y seis meses por las lesiones, y arremetió contra los medios “por la pena moral” que sufren los hijos de la acusada, pero Jahaira Rueda ripostó diciendo  que también sus hijos están afectados moralmente por la muerte de su tía,  a quien querían como a una madre.