Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

MASAYA

María Nely Balmaceda García, de 23 años, originaria de Pío XII, Nandasmo, fue la más reciente víctima del famoso truco del “pañuelazo” (una modalidad practicada por estafadores), al perder una cadena de oro, valorada en mil 800 córdobas, un reloj, un celular y cien córdobas en efectivo.

Según la joven afectada, los ladrones eran dos sujetos desconocidos. “Uno es joven, de aproximadamente 23 años; alto, moreno, cabello liso, delgado, estatura media, y vestía camisa a cuadros celestes, pantalón azulón y gafas oscuras. El otro sujeto tiene unos 40 años, estatura media, piel morena, y quien al momento de despojarla usaba una gorra negra”.

Datos de la Policía señalan que la víctima de estos estafadores se encontraba, a eso de las diez y media de la mañana, del fin de semana, en la sala de consulta externa del Hospital “Humberto Alvarado”, para conocer el estado clínico de un pariente.

En ese instante coincidió con los dos delincuentes, los que ya habían tramado a quien darían el “golpe”. Balmaceda García relató a los agentes del orden que inocentemente ella creyó en los desconocidos, quienes la convencieron de entregar sus pertenencias en un pañuelo, a cambio de un cheque de dos mil 500 córdobas, que al final, por supuesto, resultó sin fondos.

Tras el incidente, la perjudicada manifestó sentirse apenada y muy molesta por la forma en que fue estafada. “La verdad esto me pasó por confiada”, admitió. Por su parte, el director del hospital de Masaya, doctor Erick Bravo, hace un llamado a los visitantes del centro médico para que estén más alertas y así eviten estos casos.