•  |
  •  |

Orinarse en la vía pública le costó un llamado de atención, y el alterarse le costó su libertad, pues ahora Johnny Antonio Solís Zapata, de 45 años, está preso en el Distrito Tres de Policía, luego de encontrársele nueve piedras de crack y tres bolsitas de marihuana.

Según los patrulleros, el  detenido estaba junto a Luis Horacio Solís Castro consumiendo droga en uno de los callejones del barrio El Recreo, en presencia de un niño de un año. Ambos sujetos estaban a bordo de una camioneta blanca, Ford, con placa extranjera.

Los policías se acercaron a llamarle la atención a Solís por el acto inmoral, “cuando de repente de un vehículo Sedan negro, sin placas, bajaron varios individuos armados, quienes preguntaron cuál era el problema.

Por eso los patrulleros pidieron refuerzos, según la denuncia radicada en ese distrito policial.
Al consultarle a Solís, por qué estaba detenido, dijo que no sabía, que simplemente estaba ingiriendo licor con unos amigos, negando  que le hayan encontrado droga y que la estuviera consumiendo delante de un menor de edad.

Al ser  detenido y requisado, a Solís los policías  le encontraron 0.3 gramos de piedras de crack y 0.2 gramos de  marihuana, por lo que enfrentará juicio por posesión ilegal de estupefacientes.