•  |
  •  |

Con una herida en la frente y con el ojo izquierdo morado e inflamado está  Salvador Selva Palacios, de 62 años,  quien  guarda prisión en  las celdas del Distrito III de Policía,  luego de que los pobladores del barrio “El Recreo” lo lincharon por haber matado a dos personas el lunes en la noche.

“Me los llevé en el saco”, confesó  el detenido, quien se  justificó diciendo que lo hizo porque su compañera de vida,  Cándida Jarquín, se le había llevado su cartera con 350 córdobas, para continuar ingiriendo licor.

Jarquín resultó herida con arma blanca en el brazo derecho,  pero fue atendida en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, de donde huyó.

Los fallecidos son Leylis Emilia Polanco Escoto, de 52 años,  y José Tomás Salomón, de 48, quienes al ver que Selva Palacios hirió a Jarquín, intervinieron, pero el borracho los atacó a filazos.

“La señora Polanco Escoto tenía una estocada en la parte posterior del cuello y el señor Salomón presentaba una herida en el pecho”, informó el detective Mauricio Vargas.

No era tomadora
“Mi madre no andaba tomada, tampoco es una bebedora consuetudinaria, ella únicamente quiso ayudar a la mujer que era agredida. Mi madre trabajaba como conserje en la Corte Suprema de Justicia, donde laboró por trece años”, manifestó Mario Espinoza Polanco, de 38 años.

Polanco Escoto habitaba en el barrio “Bertha Calderón”,  que colinda con el barrio “El Recreo”, lugar donde ocurrió el crimen.

“Yo ando aquí por humanidad y por el hijo de él que crié desde  los tres meses y que ahora tiene ocho años. Él (José Tomás)  solo vivía en las calles ingiriendo licor”, manifestó Rebeca Lezama, ex cónyuge de la víctima.

La Policía informó que el hechor será acusado hoy por el doble homicidio.