•  |
  •  |

Procurando que lo declaren reo valetudinario, la defensora pública de Salvador Selva Palacios,   quien está acusado de matar a dos personas a cuchilladas, alegó que este tiene más de 60 años, es hipertenso y está perdiendo la visión del ojo izquierdo a consecuencia de una pedrada.

La abogada Tomasa Bermúdez pidió el arresto domiciliar para Selva, quien bajo los efectos del licor mató a  Leylis Emilia Polanco Escoto, de 32 años, y a José Tomás Salomón, de 48, quienes trataron de ayudar a  Cándida Jarquín, que estaba siendo agredida por el acusado.

Sin embargo, la jueza que tramita la causa en el Juzgado Tercero Penal de Audiencias,  desestimó la petición de la defensora pública  y le  impuso la prisión preventiva a Selva, porque el delito que le imputan es grave  y por la violencia con la que cometió el doble homicidio.

“La peligrosidad del acusado queda plasmada en el hecho de que su pareja,  Cándida Jarquín,  ha preferido esconderse de la Policía por temor a represalias por parte de Selva”, argumentó la judicial.

La audiencia inicial para  Selva, quien será valorado por un forense,  quedó programada para el próximo 14 de abril,  a las nueve de la mañana.