•  |
  •  |

Valiéndose de la tecnología, Francisco José Aburto Sánchez estafó con 250 mil córdobas a la Empresa Nicaragüense de Petróleos, Petronic, y a la empresa Convertica con seis mil dólares.
Para dar los “batazos”, Aburto falsificó una cédula de identidad y una credencial de la empresa telefónica con el inexistente nombre de Fernando Saúl Aguirre, refiere la acusación del Ministerio Público.

El imputado también creó una dirección electrónica a  nombre de  Dorian Dagma, que según el fiscal auxiliar Róger Santiago Alvarado,  se trata de otra persona inexistente.

Por estos hechos también es acusado Víctor Manuel Avellán, quien en un camión transportó  los 2, 500 galones de diesel que el primer acusado compró y “pagó” con un cheque “sinfónico” escaneado, lo que habría ocasionado pérdidas a la petrolera por el orden de los 241 mil 500 córdobas.

La segunda víctima de Aburto, fue la empresa papelera Convertica, a la cual con nombre y falso cargo le hizo un pedido de 1,110 resmas de papel valoradas en más de  seis mil dólares.

El juicio por estafa agravada y crimen organizado para los señalados, que están presos,  será el 10 de mayo.