•  |
  •  |

La familia del taxista Isidro López Sequeira sufre un doble dolor, ya que tras su asesinato –en agosto de 2009 –, el homicida burló a la justicia.

El pasado 2 de marzo, el Tribunal Penal de San Carlos condenó a Anthony José Carvajal Gómez, a 15 años de cárcel, así como al pago de 45 millones de colones. El acusado estuvo durante todo el juicio, pero no llegó a la lectura del fallo.

Isidro López, padre del taxista, dijo que temían la fuga. Durante el juicio, allegados al hoy sentenciado le advirtieron –en tono de burla – que Carvajal iba a escapar a la casa de un hermano adinerado, en Nicaragua.

El crimen se remonta al 14 de agosto de 2009, cuando el sentenciado, quien se ganaba la vida como “polaco”, sufrió un robo de mercadería.

La fiscal Alexandra Mahoney dijo en el juicio que esa noche Carvajal denunció que le habían tachado la buseta en otro sector de Aguas Zarcas, por lo que salió a buscar a los ladrones. Horas después se encontró con el taxista al costado norte del templo.
Luego de discutir con él –lo señaló por el robo–, sacó un arma y le disparó en la cabeza.

López Sequeira, de 21 años, quedó tendido en el sitio donde lo recogieron los socorristas, pero falleció en el hospital de San Carlos. El homicida estuvo en fuga varios días. Luego se entregó, afrontó el juicio y escapó.