•  |
  •  |

El exceso de velocidad y una mala maniobra son las probables causas del mortal accidente acontecido la noche del pasado sábado, donde perdió la vida el motociclista, Freddy Montano Parrales, de 20 años.

La desgracia se produjo cuando el joven se dirigía de la casa de su mamá en la comarca Las Jagüitas, en el Reparto Schick.

Al momento de la desgracia, Parrales llevaba consigo una bolsa con jugos que aparentemente había comprado para su progenitora.

El producto lo llevaba en una bolsa en su antebrazo, y aparentemente perdió el control de la moto por evitar que se le cayera el obsequio, según relató uno de sus parientes.

Parrales murió en el lugar del accidente a consecuencia de un trauma craneoencefálico severo, según el dictamen forense.

Testigos de la tragedia relataron que el joven, al perder el control de la motocicleta, rodó varios metros hasta estrellar la cabeza contra la parte delantera de un microbús.

“Él trató de incorporarse tras el impacto, pero luego se desplomó”, dijo un pariente de la víctima en referencia al testimonio de uno de los testigos.

El velorio del joven se realizó anoche en la casa de su abuelita, en el barrio “1 de Mayo”, del tope sur de la rotonda de Bello Horizonte, dos cuadras al sur, diez varias al este y una cuadra al sur.

En el transcurso del año han fallecido en accidente de tránsito al menos medio centenar de motociclistas, según datos oficiales.