•   Managua  |
  •  |
  •  |

buenaonda@bacanalnica.com

A tan sólo dos días de la repetición (para algunos continuación) del 1ro de Agosto, no está de más recordar los “semerendos” bacanales que se vivieron ese día. ¡Empecemos pues!
Fueron tres fiestones privados, exclusivos y ultra mega VIP, ¿entendieron? Todos abrieron sus puertas a sus invitados especiales un poco después de medio día. En todos había barra libre, o más bien “derroche” de bebidas alcohólicas y no alcohólicas, y en algunos hasta de comida. Y lo mejor de todo es que era gratuito.

Toña Saloon
La cerveza oficial de los hípicos de toda Nicaragua este año la partió al organizar tremendo bacanal en la mera rotonda El Güegüense.

En la entrada te recibían con un porta vasos para que mantuvieras tu lata o botella de Toña bien heladita (¡estaban bajo cero!). Te daban tu respectivo sombrero verde y hasta tu abanico para el calorazo. También te regalaban tu respectiva camiseta y lo mejor de todo es que ya una vez adentro de la fiesta te la pintaban con el dibujo o la frase que vos quisieras.

Para asegurarse de que nuestros estómagos estuvieran felices no podía faltar la comilona. El banquete era un caballo bayo y estaba de muerte, por lo que todo el mundo dobleteó.

Los alegrísimos “chicheros” animaban a cualquiera a pegar una bailadita y las modelos y bailarinas ya nos tenían bien dundos con sus sensuales coreografías.

Desde las instalaciones de este gran bacanal, Canal 2 transmitía el hípico a sus televidentes. Y para que vean que tan VIP era el bacanal, Pablo Montero llegó a darse una vueltecita para bacanalear con nosotros como si fuera cualquier simple mortal.

El clásico bacanal de la Brahva
Ya lo hemos dicho mil veces, la Brahva fue la pionera de este tipo de bacanales y éste fue su cuarto año ininterrumpido de realizarlo. La ubicación, al igual que en años anteriores, fue contiguo a Mabale. Un lugar desde donde si querías tener una buena vista del hípico sólo tenías que subirte en la larga tarima que había.

En la entrada te recibían con alfombra roja y las modelos, uniformadas con unos trajecitos bien sexy, te regalaban tu camiseta. A las mujeres, más lueguito, también les daban aquellos aritos con pensamiento cervecero.

La novedad aquí fue el producto en sí, pues “probamos y probamos y probamos” hasta el cansancio la nueva cerveza “Brahva Beats”, que por cierto está riquísima y bastante “llegadora”. Cabe destacar que los organizadores nos dieron sus voto de confianza al proporcionarnos la bebida además de en lata en versión botella (subráyese de vidrio). Y para muestra de que somos civilizados no hubo ni una sola botella quebrada.

Aquí también había comilona, era un asado que nos dejó chupándonos los dedos, sólo que hay que decirlo: ¡se vendía!
¿Qué más? Andaba un canal de televisión, el Canal 10. ¡Ah! Y había música en vivo.

La Zona Extralite
Este bacanal, ubicado frente a PriceSmart, se quedó en la mente de todos por sus atractivas modelos traídas de Venus, quienes enloquecían a cualquiera con sus trajecitos blancos apretados y sus bailecitos.

En la entrada te recibían con un sombrero de verdad “culazo” (no, no era descartable como los otros) y a algunos les daban su termito negro de Flor de Caña. Como otro atractivo te ponían tatuajes temporales, si querías.

En esta fiesta además de tu ron a como lo prefirieras se regalaban tragos especiales como el Blue Passion y el Macuá. (¡Nuestro trago típico, para los que todavía no saben!)

* Bueno, por nuestra parte no hay más qué contar, pero si quieren más detalles recuerden que las fotos hablan por sí solas y en Bacanalnica.com tenemos extensas galerías de cada una de estas fiestas***