• España |
  • |
  • |
  • EFE

Como aquellos insinuantes desnudos que se guardaban en gabinetes privados para disfrute íntimo y de iniciados, ocultos de las miradas públicas, Madrid acoge la exposición "Ocultos", con 67 imágenes de nalgas hermosas y rotundas, captadas de forma sugerente, humorística, costumbrista o documental.

Se trata de obras de sendos artistas nacionales e internacionales de reconocido prestigio que, a diferencia de la Dánae de Tiziano que pasó tres siglos ininterrumpidos confinada en gabinetes privados para regocijo exclusivo de sus dueños, se podrán contemplar gratuitamente hasta el 6 de enero próximo.

Paredes enteladas con adamascados en color rojo pasión y puertas cerradas con mirillas, a través de las cuales se ven imágenes de la exposición, recrean ese ambiente íntimo de los gabinetes privados que fueron una costumbre que en España empezó en el siglo XVI y cuya existencia para ocultar grandes obras de arte -en su mayoría de contenido erótico- se mantuvo hasta entrado el siglo XIX.

Artistas como Capa, Cartier-Bresson, Mapplethorpe, Man Ray, Lucien Clergue, o los españoles Joan Colom, Rafael Navarro, Ramón Masats, Isabel Muñoz, Cristina García Rodero y Carlos Pérez Siquier, entre otros, han explorado las múltiples posibilidades artísticas de esta contundente parte de nuestra anatomía.

Singular por su temática y extraordinaria por el gran número y la calidad de sus autores, "Ocultos" recorre los diversos estilos de la fotografía durante el siglo XX y llega hasta nuestros días con ejemplos como el de Rosa Muñoz, que ha creado un montaje especialmente para esta muestra, o la expresiva imagen de una mano pellizcando una nalga, de Manuel Sonseca, fechada también este año al igual que la del coreano Kim Joon.

Algunas de las fotografías expuestas han dado la vuelta al mundo, como la del atractivo perfil de una mujer, de la serie El Carrer, de Joan Colom; la de Marily Monroe, de Eve Arnold; "La mirada obligada", de Robert Doisneau; la del prostíbulo de Alicante, de Henri Cartier-Bresson, o la "Gran Vía" de Francesc Catalá-Roca;

Otras imágenes en las que el visitante no podrá dejar de posar su mirada son las de Isabel Muñoz, de su serie Danza Cubana; la pareja con cuerpos entrelazados en la playa, de Herb Ritts; "Woodstock 94", de Ricky Dávila; los trabajadores en India, captados por Sebastiao Salgado o la rotundidad de Carlos Pérez Siquier en "Aguadulce".

Eva Tormo, directora gerente de la Fundación Canal, dijo que cayó en la cuenta "de que ésta es probablemente la única parte de nuestro cuerpo que no conseguimos mirar y, sin embargo, es observada por los demás una y otra vez, objeto de culto, de deseo, de admiración", y de ahí surgió una idea hecha ahora realidad.

La finalidad de "Ocultos", según su comisario José María Díaz-Maroto es un cúmulo de razonadas intenciones donde cabe, con mayúsculas, la belleza, la provocación, el humor, la ironía, la dulzura, la historia, la estética, el erotismo y hasta la investigación creativa.

Según el comisario, "se trata de un trabajo serio que supone un paseo por un amplio abanico de formas de trabajar en el que se reflejan la mayoría de las tendencias fotográficas".