•  |
  •  |

El próximo 26 de septiembre, tres telas del pintor nicaragüense Hugo Palma-Ibarra serán expuestas en una galería del barrio romano El Pigneto, en coincidencia con la llegada del artista a esta ciudad.

Se trata de un encargo romano sobre el tema de San Sebastián, visto no como un símbolo católico sino como expresión de la belleza viril. Esta exposición nos trae a la memoria la situación de Caravaggio, cuya primera obra fue rechazada, mientras la segunda interpretación fue aceptada.

En el caso de Palma-Ibarra, la obra “rechazada” hace referencia a la fiesta que se tiene en la ciudad nicaragüense de Diriamba, donde San Sebastián, el patrono de la ciudad, asume el rol subversivo en contra del orden constituido, entre bailes y máscaras.

La pintura aceptada, en cambio, se inspira en una visión universal de víctima y verdugo del Santo, una figura monumental y heroica que resalta sobre fondos geométricos.

Se presenta también el boceto, realizado posteriormente, casi para recordar la representación clásica del Santo, formando un tríptico suspendido entre abstracción y figuración, en el estilo inconfundible de Palma-Ibarra.

El pintor, en efecto, fue estudiante de medicina antes que de arte en Italia, en Florencia, experiencia que le dejó una huella académica que se ha fundido con la influencia latinoamericana dentro de la cual ha estado embebido por el resto de su vida.

El artista, que participó en la Cuadrienal de Roma en 1977 y en la 49º Bienal de Venecia, no expone en la capital italiana desde 2001, año en que realizó una exposición en el Instituto Italo-Latinoamericano.

Las obras que Hugo Palma-Ibarra expondrá en Roma el 26 de septiembre son:

La fiesta del Santo, 2012. Óleo sobre tela, 200 x 100 cms.

Naturaleza del Santo, 2012. Óleo sobre tela, 200 x 100 cms.

Desnudo del Santo, 2012. Óleo sobre tela, 36 x 20 cms.

 

(Oficina de prensa Galleria Pigneto)