•  |
  •  |

El escritor brasileño Carlos Drummond de Andrade nació en Itabira, estado de Minas Gerais, el 31 de octubre de 1902 y falleció en Río de Janeiro el 17 de agosto de 1987. Fue poeta, periodista y político. A los 23 años edita, junto a otros escritores, La Revista, con el objetivo de difundir las expresiones del modernismo brasileño, movimiento que tiene su inicio y proyección durante la Semana de Arte Moderno realizada en São Paulo durante el año de 1922.

En 1925 ingresó en la Facultad de Farmacia en Belo Horizonte; se graduó, aunque nunca ejerció su profesión. Junto a su amigo Emilio Moura y otros fundó La Revista, que fue uno de los principales órganos de difusión del modernismo local. En esos años entró en contacto con los líderes del movimiento en São Paulo, los escritores Mário de Andrade y Oswald de Andrade y la pintora Tarsila do Amaral.

Carlos Drummond de Andrade inició su actividad literaria militando en las filas del modernismo, propugnando el retorno a la realidad y rechazando toda forma de influencia extranjera en la cultura brasileña. En su primera obra, Alguma poesia (1930), domina, en efecto, la poesía de la vida cotidiana y local. Las costumbres y tradiciones de su tierra natal son evocadas sin hacer ninguna concesión al lirismo romantizante, refrenado por una fina ironía, que se revelará como una constante de sus obras.

En 1934 se trasladó definitivamente a Río de Janeiro, ocupando el cargo de jefe de gabinete del nuevo ministro de Educación y Salud Pública, donde continuó su actividad periodística, colaborando desde 1954 en el Correio da Manha, y, a partir de 1969 en el Jornal do Brasil.

También en 1934 publica su segunda obra, Pantanos de las Almas, y en 1940 Sentimiento del Mundo. En Pantanos de las almas, el lenguaje poético se hace más personal, acentuándose el “humour” e iniciándose el proceso de introspección que le conducirá, mediante la superación del sentido de la soledad y de la consiguiente desazón, a la necesidad de acercarse a los demás personas.

Expresiones poéticas de este acercamiento son Sentimento del mundo, Poesias (1942) y La rosa del pueblo (1945), uno de los mejores ejemplos de poesía social y popular de la literatura brasileña, obras todas ellas en las que el poeta denuncia la deshumanización del mundo y, al mismo tiempo, manifiesta su confianza en el advenimiento de un mundo mejor.

Con La rosa del pueblo madura el lenguaje modernista del autor y se anuncia, con formas expresivas y experiencias técnicas nuevas, la creación de un lenguaje personal y universal a un tiempo. Disminuye el tono coloquial, mientras que aumenta el empleo de la metáfora. Eliminada cualquier forma enfática o retórica, la energía de la expresión y el lirismo surgen de continuos contrastes temáticos, del ritmo, de asociaciones sorprendentes y del “poder de la palabra”, estricta y depurada.

Surgen de este modo Claro enigma (1951) y Hacendado del aire (1954), poemarios en los que se atenúa la violencia de la denuncia. Los últimos volúmenes publicados, entre ellos Poemas (1959), Lecciones de cosas (1962), Versiprosa (1967), Menino antiguo (1973) y Las impurezas del blanco (1973), vuelven a confirmar la conciencia artística de su autor y la constancia de su búsqueda formal y semántica.

Idénticas cualidades se manifiestan en sus obras en prosa, a menudo poéticas, con las que ofrece un modelo tanto del lenguaje coloquial brasileño como del lenguaje literario moderno. Además de Confesiones de Minas (1944), su primer libro en prosa, Drummond de Andrade publicó Cuentos de aprendiz (1951) y otros volúmenes de crónicas y de ensayos, como Habla, Almendra (1957), Cadera en balance (1966), El poder ultrajoven y más, 79 textos en prosa y verso (1972), De noticias y no noticias se hace una crónica (1966) y Los días lindos (1977).

Al finalizar la segunda guerra mundial y caer el gobierno de Getulio Vargas, ocupó por un corto período la dirección del diario Tribuna Popular. Regresó al ministerio de Educación desempeñándose en la Dirección de Patrimonio Histórico y Artístico. De forma paralela tuvo una intensa actividad periodística y a la vez una riquísima labor poética.

Ejerció en su país y en el mundo la representación de los altos valores del modernismo de Brasil (nacionalismo no dogmático, empatía con el pueblo, creatividad no académica y libertad total a la palabra). En su momento no tembló su conciencia al renunciar a un importantísimo premio nacional que iba acompañado de una gran cantidad de dinero, ya que éste era otorgado por el entonces gobierno militar de su país.

Desde sus primeros libros la poesía de Drummond se destacó del resto; es un obsequio verbal de la más alta calidad; es auténtica, legítima y grande. Siempre mantuvo una estrecha relación con la gente, ejerciendo el poema y su prosa de prensa. Extraordinario escritor brasileño (tiene 28 libros de poesía editados), es considerado por la crítica como uno de los mayores poetas del Brasil.

Murió el 17 de agosto de 1987 en la ciudad de Río de Janeiro, doce días después de la muerte de su única hija María Julieta Drummond de Andrade. Alcanzó gran repercusión con sus libros y a pesar de haber sido un fuerte candidato al Premio Nobel de Literatura rechazó cualquier indicación al Premio. Un homenaje a este escritor de filigranas brasileñas.