•  |
  •  |

“Antología personal” (Editorial Joaquín Mortiz, México, 2013), de Rubén Darío, reproduce con fidelidad la selección de la obra poética recopilada por él mismo dos años antes de su muerte. Fue publicada por la Editorial Corona, de Madrid, en 1914. Es una arquitectura monumental por la distribución de los poemas, el orden y el efecto del ritmo. La selección se tituló originalmente “Obra poética” y se editó en tres volúmenes separados.

La presente edición lleva el título de “Antología personal” porque responde mejor a su contenido y al propósito del poeta. Está tomada de las ediciones príncipe (1914, 1915 y 1916), tituladas “Muy siglo XVIII”, “Muy antiguo y muy moderno”, e “Y una sed de ilusiones infinita”, respectivamente. La primera fue consultada en la Biblioteca Nacional de Valencia, la segunda en la Biblioteca Nacional de Madrid, y la tercera, de mi propiedad. Una obra de esta dimensión es imposible de realizar sin el cotejo y consulta de otros textos. Fue imprescindible recurrir a las ediciones definitivas de los libros de poesía publicados en vida por Rubén Darío, seis de ellos (“Prosas profanas”, “El canto errante”, “Poema del otoño”, “Canto a la Argentina” y “Cantos de vida y esperanza”) en las ediciones críticas de Jorge Eduardo Arellano; así como las “Poesías completas”, también críticas, de Ernesto Mejía Sánchez y Alfonso Méndez Plancarte, ambas de 1952, y la más reciente de Julio Ortega (2007).

Esta edición tiene como meta acercar al lector al más selecto Rubén Darío. El mejor homenaje, ahora, al gran poeta de la Hispanidad.