•  |
  •  |

Los montajes contra abogados de derechos humanos en Colombia aumentaron en los últimos dos años como arma para desacreditar a este colectivo, que sigue sufriendo persecución y asesinatos, reveló hoy la Caravana Internacional de Abogados.

 

Esta organización, compuesta por colectivos internacionales que trabajan por la defensa de abogados de derechos humanos en el mundo, presentó hoy en Bogotá algunas de las conclusiones de su cuarta visita al país, que realizan cada dos años.

 

En esta ocasión, las ciudades de Bucaramanga, Buenaventura, Cali, Cartagena, Medellín, Pasto y Santa Marta fueron evaluadas por 70 juristas de 12 países, que apreciaron un llamativo aumento de falsas denuncias contra los defensores.

 

"Desde luego ese es el incremento más llamativo, pero también queremos destacar la estigmatización que viven cada día", subrayó en una rueda de prensa Elena Vázquez, miembro de la caravana en representación de las organizaciones españolas Foro de Abogados de Izquierdas y Asociación Libre de Abogados (ALA).

 

Los intentos de "desacreditar su trabajo por las acusaciones de rebelión o corrupción y fraude fiscal" se unen a otros peligros a la vida de estos abogados, acosados por paramilitares y miembros del Ejército y la Policía, aseguraron los miembros de la caravana.

 

En la intervención destacaron además que "ningún abogado se atreve" a trabajar en Buenaventura, ciudad portuaria en el Pacífico debido a la impunidad que envuelve a los crímenes contra este colectivo, donde algunos necesitan "seguridad las 24 horas para poder sobrevivir".

 

La caravana coincidió en sus conclusiones con el último informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que identificó como una de las principales causas de la impunidad en Colombia el hecho de que los delitos cometidos por militares sean juzgados por tribunales castrenses.

 

Las zonas campesinas de Tumaco, Pasto y Cali, todas en el suroeste, acumularon el mayor número de amenazas, que aún no tienen un número definitivo, si bien recuerdan que, según datos actualizados a 2012, se habían registrado unos 4.400 incidentes contra abogados en los últimos diez años en el país.

 

Pese a las conversaciones que se desarrollan desde noviembre de 2012 para buscar la paz negociada al conflicto armado entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la caravana constató que los indígenas, los campesinos y las mujeres continúan sufriendo la violencia a los mismos niveles.

 

Así, las comunidades indígenas son el colectivo "más vulnerable" puesto que, además de ser desplazados "sufren estigmatización", mientras que las mujeres padecen la violencia sexual por su condición de "premios de guerra" para los paramilitares.

 

Los datos oficiales de esta visita solo se divulgarán cuando esté listo el informe preliminar, que esperan presentar a los medios de forma simultánea en Londres, Madrid y Bogotá, entre otras ciudades, el próximo octubre.

 

A este adelanto le seguirá el documento definitivo, cuya redacción concluirá en enero.

 

Aunque la próxima visita de la caravana sería en 2016, sus miembros explicaron que, dado lo avanzado del proceso de paz, que se encuentra negociando el cuarto de los cinco puntos de la agenda para terminar el conflicto, pueden adelantar su regreso.