• |
  • |
  • Edición Impresa

El escritor polaco Adam Zagajewski obtuvo esta semana el Premio Princesa de Asturias de Letras al que optaban 38 candidaturas de 23 países, entre las que figuraban las del español Javier Marías y el francés Michel Houellebecq.

Zagajewski (Lwów, 1945), disidente del régimen comunista que prohibió su obra en Polonia, se exilió en 1982 durante dos décadas en Alemania, Francia y Estados Unidos y es autor de poemarios como “Ir a Lviv” (1985), “Tierra de fuego” (1994) y “Retorno” (2003) y de ensayos como “Solidaridad y soledad” (1968) y “En defensa del fervor” (2002).

Candidato al Nobel desde 2007, el poeta y ensayista se convierte en el primer autor en lengua polaca que obtiene el Premio Princesa de Asturias de las Letras en sus 37 ediciones.

Su candidatura fue propuesta por los escritores John Banville y Richard Ford, galardonados en 2014 y 2016, y por el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2001, Krzysztof Penderecki, y respaldada por los investigadores Juan Ignacio Cirac y Roy Glauber (Nobel de Física 2005) así como por Adam Michnik, redactor jefe de Gaceta Wyborcza, y por el Instituto Polaco de Cultura de Madrid.

Graduado en Filosofía y Psicología por la Universidad Jagiellonica, en Cracovia, el autor galardonado está adscrito a la llamada Generación del 68 o de la Nueva Ola, formada por autores como Kornhauser, Kipska, Krynicki o Baranczak.

El galardón será entregado en octubre próximo en una ceremonia que será presidida por los reyes de España.