•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una niña huérfana que se refugia en los libros para sobrevivir a los abusos y la violencia, inspira la historia de "Hogar", la obra teatral chilena que cuestiona la realidad que viven miles de niños y jóvenes en centros de acogida, que se estrenó hoy en el Teatro Sidarte de Santiago.

En un "lúdico" espectáculo que cuenta con música en vivo, recursos multimedia, llamativos vestuarios, luces y máscaras, se desarrolla este drama escrito por Karen Bauer y dirigido por Loreto Cruzat, quienes abordan lo que sucede en un hogar infantil en la visión de una niña que llega ahí desamparada tras la muerte de su madre.

"Ella choca con la realidad de este tipo de lugares, por lo impersonales que son, las situaciones abusivas que hay dentro, y a través de un cuento relatamos su experiencia", dijo a Efe Loreto Cruzat, miembro de la compañía de teatro Serendipia.

La obra protagonizada por Andrea Villalobos da cuenta de "la importancia de la educación de los libros", la lectura y el conocimiento en este mundo plagado de descuidos y frío de tanta soledad, como una forma de escape a las vulneraciones y, además, de supervivencia a la adversidad.

Cruzat explicó que el montaje hace eco de los problemas que subsisten en los hogares de acogida de niños del país, administrados por el Servicio Nacional de Menores, que está en el ojo de la opinión pública por un informe que reveló en 2016 la muerte de 1.313 menores de edad en sus instalaciones en los últimos once años.

Este Servicio también ha sido criticado por organismos de la sociedad civil y representantes políticos por las precarias condiciones que enfrentan los centros, las denuncias por violencia, abusos y explotación sexual comercial, entre otras vulneraciones que sufren los niños y jóvenes bajo la tutela del Estado.

"Este es un tema muy fuerte y por eso nos interesa. Ahora está en la luz, pero todo lo que suceda en torno a abusos sexuales y en todo orden de cosas es válido e importante de difundir", acotó la directora en el estreno de la obra, que comprende un elenco de nueve actores.

De acuerdo a las creadoras, Chile es un país que tiene abandonados a sus niños, por lo que esta obra promete ser un llamado de atención a la ciudadanía y las autoridades.

La historia además realiza guiños de manera implícita al bullado caso Spiniak, un escándalo que estalló en 2003 e implicó a políticos, empresarios y otros personajes públicos en una red de explotación sexual comercial infantil, con énfasis en los abusos de poder y pactos de silencio.

Este es el sexto montaje de la compañía Serendipia y corresponde a un proyecto ganador del Fondo Nacional para el Desarrollo Cultural y las Artes 2016 (Fondart), en el que se critica la crueldad y dejadez con que el sistema público acoge a los niños que forman parte de la red de hogares de la infancia.

El colectivo teatral nació hace varios años de la inquietud de trabajar sobre "propias poéticas" y temas de interés de los artistas, movidos por las injusticias que aquejan a los más excluidos de la sociedad.

Esta obra crítica se mantendrá en cartelera hasta el 16 de diciembre y viene a cerrar la temporada de este año del Teatro Sidarte, que celebró en octubre pasado sus diez años de existencia de la mano de la cultura y las artes escénicas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus