•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Con la puesta en escena de la obra titiritera "El panadero y el diablo", la iniciativa "República de Pájaros" celebró hoy el Día Mundial de la Marioneta en Nicaragua.

Decenas de espectadores asistieron a un parque de Managua para presenciar la obra, que trata de un panadero que se encuentra con un demonio contemporáneo, abusador, arrogante y déspota, que al final demuestra no ser más que un "pobre diablo", incapaz de superar el valor e ingenio del honrado panadero, según dijo a Acan-Efe la coordinadora de República de Pájaros, Kenya Martínez.

 Lea: El feminismo del siglo XXI y la literatura nicaragüense

El valor de la honestidad es transmitido en la obra para que impacte en su público más allá del escenario.

"Los títeres se utilizan de diversas maneras y para diferentes fines, por ejemplo, están los títeres para el teatro que son los más conocidos, pero también están en la escuela de manera de didáctica para ayudar a enseñar a niños y niñas, explicó a Acan-Efe el director de la Unión Internacional de la Marioneta en Nicaragua (Unima), David Rocha.

 Lea más: 17 femicidios frustrados en 2018

Los títeres también contribuyen a sanar padecimientos psicológicos, a esta corriente se le conoce como psicotíteres, aseguró Rocha.

Durante la obra los títeres y el público estuvieron involucrados más allá de las risas y los aplausos.

 Además: Clero de Nicaragua pide orar por nuevo nuncio, a quien Francisco hará obispo

Otra obra, titulada "El perro que no sabía ladrar", fue presentada en el marco del Día Mundial de la Marioneta, en Nicaragua, por el Teatro de Títeres Guachipilín, y el día 21 de marzo un grupo de titiriteros realizarán un conversatorio sobre su arte.