•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Auditorio Nacional de Uruguay estrena hoy la versión en español de "Dulce Rosa", una ópera inspirada en los levantamientos políticos que sufrió Latinoamérica en el siglo XX y que se basa en el cuento "Una venganza", de Isabel Allende.

La batuta del director de la Orquesta Nacional Juvenil del Uruguay, Ariel Britos, será la que dirija esta obra, tomándole así relevo al español Plácido Domingo, que estrenó la misma pieza, pero en inglés, hace cinco años en Estados Unidos.

La que sí repite su rol es la soprano María Eugenia Antúnez, quien le volverá a dar vida a Rosa Orellano, personaje con el que conectó inmediatamente "de una manera muy especial".

Actores en ensayo de la ópera "Dulce Rosa". END/EFE.

"Ella (Rosa Orellano) es nuestra cultura, ella es lo que somos nosotros. Sus locuras, sus traumas... eso viene de nuestra educación, de nuestra cultura, de nuestra religión, de cosas que se nos dicen de niños", relató a Efe la cantante uruguaya.

A lo largo de la función de dos horas y media, se narran varios hechos traumáticos para la protagonista, como la muerte de su padre -un senador de un país latinoamericano- o la violación que sufre a manos de un guerrillero, traumas que le hacen obsesionarse con la idea de un día poder vengarse del agitador Tadeo Céspedes.

"Yo nací cuando la dictadura terminó en Uruguay (1985) (...) las generaciones de después quedamos como con un hueco ahí que no entendemos. Hay gente que viene con traumas, tal vez de pasar por tantas cosas, y que no nos saben trasmitir qué es lo que exactamente vivieron", declaró la intérprete.

Ariel Britos, director de la Orquesta Nacional Juvenil del Uruguay y director musical de "Dulce Rosa". END/EFE.

En ese sentido, Antúnez comentó que este papel le ayudó a "comprender muchas cosas", ya que en esta función "no hay buenos ni malos", pues todos los personajes "muestran los dos lados de la moneda". "Si bien suceden cosas horribles, hay violaciones, hay muchas muertes..., o sea es muy fuerte la historia, a la vez logramos comprender que atrás de eso hay motivos", añadió.

Para la artista, Rosa Orellano "es la gran víctima de la historia", pero a su vez es una figura que representa a "la patria".

La cantante y actriz también subrayó que desde que encarnó este papel en la Ópera de Los Ángeles (EE.UU.) en 2013, soñó con poder interpretar la obra en español.

"Dulce Rosa", una ópera inspirada en los levantamientos políticos que sufrió Latinoamérica. END/EFE.

"En español, para mí, cobra totalmente otra vida, es mucho más emocionante, se siente mucho más el personaje", opinó y remarcó que esta será la primera vez que cante una ópera en su lengua materna.

Por su parte, el director de área lírica y de programas especiales de Auditorio Nacional, Ariel Cazes, recordó en una entrevista con Efe que fue Antúnez la que le dio a la institución el "primer empujón" para emprenderse en este proyecto musical.

Además, Cazes contó que la traducción de la ópera al español la realizaron, entre otros, el compositor Lee Holdridge y el libretista Richard Sparks -quien fue el encargado de dar vida lírica a esta historia de tres hojas que pertenece al libro Cuentos de Eva Luna (1989) de la autora chilena.

María Eugenia Antúnez en entrevista en Montevideo. END/EFE.

En ese sentido, el director Britos explicó a Efe que para la adaptación al español también se trabajó para adecuar "las relaciones rítmicas desde el punto de vista musical a la palabra".

Sobre el hecho que de la Orquesta Nacional Juvenil asuma la responsabilidad de ponerle música a esta ópera, sostuvo que su agrupación, pese a estar formada por jóvenes profesionales, "es una orquesta muy meritoria" que cuenta con años de formación.

Además, para Britos, que la función sea en español y narre una historia contemporánea hace que se trate de la "ópera ideal para el desembarco de esta orquesta juvenil".

Ensayo de la ópera "Dulce Rosa" en Montevideo. END/EFE.

Estos mismos motivos le hacen creer que este espectáculo atraerá a una audiencia más joven. "(Dulce Rosa) puede ser la puerta de entrada para un público joven o un público no habitual a la ópera", recalcó el también profesor, quien, además, señaló que la gente va a poder "digerir con una facilidad tremenda" este espectáculo.