•  |
  •  |

El tierno mundo de los niños está lleno de emociones, sorpresas y esfuerzos cuando desean caminar durante la etapa del gateo, por ello también representa peligro si no se vigilan con detenimiento sus primeros pasos.

Los padres de familia deben jugar un papel importante en esta etapa, con el fin de que la hazaña la realicen de manera natural e instintiva y no forzada, para evitar traumas futuros.

La etapa del gateo es importante que la desarrollen los infantes por su propia cuenta, sin acelerarlos, dado que esto forma parte de su primer desplazamiento en el mundo, el cual se da justo cuando el cerebro del pequeño está listo para reconocer y vencer obstáculos, explica el doctor Luis Fulgencio Báez Lacayo, Pediatra del Hospital Metropolitano Vivian Pellas. El acto de moverse, levantarse, sentarse y desplazarse debe hacerlo cada pequeño por sí mismo, para que desarrolle mejor sus músculos, cerebro y el sistema físico-motor, continúa Báez.

No es recomendable que los padres fuercen a los niños a hacer algo que su cuerpo no pide, sobre todo si este tiene condiciones saludables, mucho menos exponerlos antes de tiempo, agregó.

El niño que aprende a desplazarse bien es más despierto, más hábil y mejor conocedor del mundo que los envuelve, enfatizó el Pediatra. Existen varios tipos de gateo que el bebé desarrolla y que no debe ser un motivo para que los padres se alarmen, lo importante está en que el niño se desplace sin problemas y que el padre lo estimule a hacerlo con objetos atractivos al ojo y gateando a la par de ellos, aseguró.

Hay niños que obvian de manera natural esta primera fase, pero eso no quiere decir que algo esté mal, simplemente no se dio en ellos, expresó el médico, dejando claro que todo inicio cuesta, pero también puede representar un problema severo si el ojo vigilante del padre o la madre no está cerca del pequeño.

Caminar es una habilidad para el ser humano, y tiene varias fases que inician a temprana edad. Los padres deben vigilar que se hagan correctamente por la seguridad del bebé y  un mejor desarrollo físico-motor, estas son las siguientes:
* Cuando el bebé sostiene la cabecita, la inclina para acomodarse o percibir algo.
* Observar cómo el bebé se voltea en la cuna, pues esto es parte de sus primeros movimientos naturales.
* En qué momento el bebé suele sentarse por sí solo, normalmente lo hacen entre los 6 u 8 meses de vida.
* El bebé debe gatear entre los 6 o 9 meses, esto dependerá en gran medida del desarrollo y cuido de los padres.
* Caminar es la meta de todo niño, y lo hacen a partir de los 9 meses, pero no debe ser extraño que lo hagan antes si es por instinto propio.

Ojo con los niños
* No se debe impedir que el niño obvie la etapa del gateo.
* Los niños deben desplazarse en un ambiente seguro, donde los enchufes estén tapados, que no haya ningún cable al alcance de ellos, frascos o botellas con liquido tóxico dado que podrían ser llevados a la boca.
* No son recomendados los andariveles, ya que estos provocan que el infante obvie su primera etapa de caminar o acelere el proceso. Los andariveles representan un peligro, y en muchos países son la principal causa de  accidentes en niños menores de un año.
* Los niños que hacen estas etapas tardías, es posible que tengan algún problema físico- motor, en caso de detectarlo avisar al pediatra de cabecera.

Créditos
Niño: Marcelo Gabriel Juárez
Fotos: Henry Padilla / END