•  |
  •  |

Diseñador y asesor de Modas Para ELLAS

En estos días me he tomado la tarea de observar el comportamiento de las mujeres nicaragüenses respecto de la moda y su evolución, -tomando en cuenta- diferentes factores que en decidida medida tienen su repercusión en el actuar diario de las consumidoras de la “imagen como un medio de comunicación y estatus social”.
En el día a día recibimos críticas sobre nuestro vestuario y es difícil agradar a todos los que nos rodean, unos nos aplauden, otros simplemente nos ven como alienígenas o fuera de sí cuando hacemos pequeños cambios en nuestro look. La verdad absoluta sobre la moda no está escrita en piedra y esta se presta siempre a un cambio, a la evolución y definitivo está de la mano de todos los cambios sociales que sufre nuestro entorno. La música, la política, la economía, el arte, la tecnología y la conducta camaleónica del ser humano.
La moda es un medio a través del cual nos comunicamos con los demás, hablamos, a través de la imagen. Decimos quiénes somos, de dónde venimos, qué nos gusta, cómo, dónde y cuándo, sin embargo, no nos define y he ahí la gloriosa maravilla de disfrutar de verse bien para uno mismo.
Los pasos para verte bien son sencillos. El primero es ser fiel al estilo. El estilo no es lo mismo que la moda. Este, a diferencia de la segunda, nunca estará desfasado porque es algo que viene con vos. El estilo es lo que te caracteriza como individuo en un mundo lleno de opciones.
El segundo paso es definir la prioridad al vestir: Verme bien para sentirme bien o verme a la moda para ser aceptada por el sentido de pertenencia a un grupo. Estas son las preguntas que debés plantearte antes de seleccionar tus prendas.
El tercer paso es analizar la función de la prenda. Para qué está diseñada la indumentaria y qué función juega en el conjunto de prendas que componen el outfit. Una mujer no se puede dar el lujo de comprar prendas que luego no sabrá con qué combinarlas. Esto pasa muy a menudo por el ataque publicitario al que estás expuesta diariamente. No caigás en el juego de comprar algo porque está de moda, sino porque te servirá por una larga temporada.
Como cuarto paso tenemos adecuar el vestuario a las actividades del día. Si en tu agenda diaria está el trabajo arduo, tenés que buscar atuendos que ayuden a tu cuerpo a respirar y transpirar de una manera natural, estos deben poseer tu personalidad y deben ayudarte a ver como una mujer de éxito.
En quinto lugar, jamás y por nada de este mundo te dejés llevar por tendencias que no estés segura de lucir bien. Las tendencias son peligrosas porque no a todas les quedan bien, es mejor siempre priorizar una imagen acorde a tu estilo de vida, ocupación y gustos.
En sexto lugar, cuidá tanto tu cuerpo como de tu imagen, recordá que a través de él es que ven tu interior y si está bien cuidado te percibirán de una mejor manera, esto ayuda a mejorar la autoestima y por ende ser aceptada por quién sos y no por lo que tenés puesto.
Como ves tenemos mucho de qué hablar y por eso te invito a escribirme a vc@vicentecastellon.com , aquí podés hacerme preguntas más precisas para ayudarte a conseguir esa imagen ideal con la que tanto has soñado. Te dejo mi contacto en Twitter y Facebook:@VCdeVc y www.facebook.com/VCdeVC.