•  |
  •  |

En fechas como hoy el chocolate es uno de los dulces más tentadores del mercado, por ser símbolo del romanticismo y  del deseo, el cual  aumenta si el interior de estos van rellenos de almendras, avellanas, caramelo, maní, o simplemente una base  pura repleta de  cacao.

La divinidad del cacao proviene de una mezcla de propiedades estimulantes que mejoran el humor, al tiempo que combaten la tristeza, la irritabilidad y la ansiedad, según la nutricionista María Luz André, de Tulipanes Spa.

El cacao en sí contiene cafeína, teobromina, teofilina y anandamina, un compuesto que activa los receptores cerebrales que provocan placer y claridad mental, dijo la nutricionista. Agregó que el cacao  contiene propiedades antioxidantes que ayuda a combatir los radicales libres, el envejecimiento y el deterioro corporal.

La experta detalla que gracias al contenido irresistible en fibra dietética beneficia el tránsito intestinal y previene el funcionamiento cardiovascular general.

El cacao aporta vitaminas  E, B1 y B2; hierro, cobre, calcio, cromo y zinc; asimismo, minerales como el fósforo, potasio y magnesio. Es un hecho que este fruto mejora  el estado anímico de las mujeres, especialmente en el período premenstrual, enfatizó.

El consumo del cacao a través del denominado chocolate, en pequeñas cantidades diarias puede ayudar a bajar la presión arterial, pero el exceso de este podría aportar calorías extras al cuerpo, las que pueden ser notorias.

Créditos:
Dra. María Luz André, Medico-nutricionista. Clínica Especialista en Medicina Estética y Homeopatía, Gerente-propietaria Tulipanes Spa