•  |
  •  |

El color del café no dice mucho, pero su olor y sabor son los encargados de atrapar paladares de grandes y chicos, al tiempo que los vuelve fieles a sus dosis.

Hoy  día esta bebida  ha revolucionado de diversas maneras su consumo, se ajusta a paladares exigentes y exóticos, pero muy pocos están enterados cuáles son las propiedades naturales que contiene cada unos de sus granos cosechados en zonas altas y frías.

Según la doctora María Luz André, nutricionista, el café cumple diversas funciones una vez que entra al cuerpo humano, las dos  fundamentales son la estimulación y la irritación.

El café ayuda en gran medida al Sistema Nervioso Central con la actividad orgánica, haciendo que las funciones mentales y corporales se agilicen al ritmo de quitar el sueño.

La cafeína  provoca  que aumente la segregación de jugos gástricos, lo que sin lugar a dudas  aporta beneficios  al proceso digestivo, pero la ingesta excesiva de este podría resultar nociva para el estómago, dijo la experta.

El café además actúa como tónico muscular, interviene a nivel del miocardio, influye positivamente contra el dolor de cabeza y otros males corporales, detalló André.

Créditos:
Doctora María Luz Andre, médico nutricionista en Medicina Estética y Homeopatía de Tulipanes Spa.