•  |
  •  |

A menudo vemos en la consulta de Medicina Estética a muchas personas, en edades comprendidas entre los 30 y 40, en busca de una opción terapéutica para luchar contra la flacidez facial y corporal. Incluso, la incidencia de flacidez corporal en gente joven, en sus 20 años se ha incrementado en nuestra población del SPA.

La pérdida de la tersura de la piel es un problema que suele afectar sobre todo a las mujeres en las distintas zonas del cuerpo. A medida que envejecemos, el colágeno de la piel se rompe y consecuencia de ello se forman arrugas y la piel se vuelve más laxa.

Además, existen otros factores que pueden favorecer la pérdida de firmeza de la piel, como el exceso de sol, el tabaco, pérdidas importantes de peso, una dieta pobre en proteínas, predisposición genética.

Gracias a los últimos avances en tratamientos de Medicina Estética de última generación, ahora es posible combatirla y obtener resultados muy satisfactorios.

La Bioestimulación Cutánea utilizando nuestro propio plasma rico en factores de crecimiento, ha demostrado ser una novedosa opción en el tratamiento de la flacidez corporal facial. Nos ayuda a estimular la producción de nuevo colágeno, elastina y proteínas esenciales que nos van a dar mayor vitalidad, grosor, elasticidad y tersura.

Los programas de rejuvenecimiento facial y flifting facial con IPL (energía de luz pulsada), dan resultados desde la primera sesión, combinados con la microdermoabrasión de cristales de corintio y con la aplicación mediante corrientes galvánicas de ADN, silicio, ácido hialurónico, viamina C, E y demás nutrientes que nuestra piel necesita, son una combinación que evita la cirugía facial, o en el peor de los casos, la retrasa.…

En cuanto a la flacidez corporal, se puede tratar con terapia de luz infrarroja, con vendas frías para aumentar el tono muscular mediante el “tiritar” (por causa del frío la contracción muscular aumenta), con la mesoterapia virtual para zonas grandes o la mesoterapia inyectada para zonas más específicas. Así mismo la Radiofrecuencia es el último tratamiento que salió al mercado para el tratamiento de flacidez corporal: es una técnica que estimula la fabricación de colágeno mediante radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético. Genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo y provoca un movimiento rotacional de las moléculas que genera calor.

La utilización conjunta de radiofrecuencia Bipolar y la Unipolar actúan sobre las fibras y la nueva formación de colágeno, logrando un marcado efecto tensor de la piel.

Para evitar el envejecimiento prematuro de la piel y retrasar la aparición de flacidez cutánea resulta esencial llevar unos hábitos alimenticios y de estilo de vida saludable.


Dra. María Luz André
Médico Nutricionista Clínico.
Especialista en Estética y Homeopatía
Graduada en España
Gerente propietaria
TULIPANES SPA