•  |
  •  |

¿Es difícil para una gordita encontrar el amor? Definitivamente, a una mujer que tiene unas libritas de más se le hará más difícil encontrar pareja que a una con cuerpo de guitarra. Sin embargo, lo que hará su búsqueda amorosa más complicada no es necesariamente el sobrepeso, sino las inseguridades que acompañan a muchas mujeres gorditas.

Es cierto que los hombres se enamoran por los ojos, y para ellos es sumamente importante que su mujer sea atractiva. No obstante, ser delgada no es el atractivo principal para los caballeros, ni ser gorda es el repelente más grande. Esto lo descubrí recientemente mientras escribía mi próximo libro “Si soy tan buena, ¿Por qué estoy soltera?”. Entrevisté a 52 hombres entre las edades de 24 y 56 años, a quienes les pregunté: ¿Qué es para ti una mujer fea? Para mi sorpresa, ninguno dijo: “una gorda”, “una mujer plana”, “una narizona” o “una de dientes chuecos”. La mayoría aseguró que una mujer pedante o una mujer desarreglada eran los dos factores que más los detiene a acercarse a una chica.

Esto comprueba que si tienes unas libras de más y estás sin pareja no puedes achacar la falta de pretendientes a tu sobrepeso. Mejor, evalúate y busca la verdadera razón por la que no atraes el amor. Te aseguro que se debe a una de las siguientes tres razones; número una: no te valoras y no te sientes lo suficientemente atractiva, y esa inseguridad es el mata-pasión más grande que existe. Número dos: A cuenta de que eres gordita dices: “¿Para qué arreglarme? Aunque me maquille y me arregle sigo siendo una ballena”. Sin embargo, no te das cuenta que un hombre no le presta atención a una mujer desarreglada. Número tres: exiges demasiado, solo quieres conquistar a un hombre guapísimo, delgado y musculoso. Tienes que ser realista, no puedes exigir en otro aquello que no puedes ofrecer.

Si te fijas, los contratiempos que tiene una rellenita para encontrar el amor, son los mismos que puede encontrar una flaca. Existen millones de delgadas que se quejan de no tener suerte en el amor, y a la vez hay millones de gorditas que están felizmente acompañadas. Te aseguro que una mujer con sobrepeso bien arreglada, dulce, sonriente y segura de sí misma es mucho más atractiva ante los ojos de cualquier hombre, que una “Barbie” con una actitud soberbia, o una flaca despeinada y mal vestida. Lo que determina tu suerte en el amor no es cuánto pese tu cuerpo, sino cuánto creas en ti misma.

 

Para motivación visita www.mariamarin.com y síguela en Twitter @maria_marin