•  |
  •  |

¿Tiene idea de cuántas calorías contiene el conjunto de alimentos de una cena o almuerzo tradicional navideño? Es posible que entre los bocadillos, la entrada, el plato principal, los postres, las bebidas y una que otra repetición, se consuman más de las 2,000 calorías diarias recomendadas para un adulto sano.

Sin embargo, según Mae Moreno, doctora ecuatoriana y Máster en Nutrición Humana, “No hay alimentos buenos o malos, solo dietas mal balanceadas.

La ganancia de peso ocurre debido a un desequilibrio calórico, es decir, cuando las calorías ingeridas son más de las que el cuerpo gasta. Por ser una época en la que el consumo de alimentos altos en calorías y grasas se eleva, es importante seguir las siguientes estrategias para mantener el balance calórico: consumir porciones adecuadas, utilizar edulcorantes no calóricos para endulzar los alimentos y bebidas y realizar actividad física de manera regular”.

De acuerdo con la experta, una porción es la cantidad de un alimento que tradicionalmente se come en una ocasión de consumo. Agrega que los tamaños de las porciones requeridos para cada persona dependen de varios factores, entre ellos el peso, la edad, la talla, el sexo y el nivel de actividad física.

Por ejemplo, una persona inactiva podría solo necesitar una taza de cereal en la mañana, pero alguien que corre varios kilómetros al día podría requerir dos o tres tazas. Para determinar las necesidades personales, es fundamental consultarle a un médico o nutricionista.

¡Endulce las fiestas y muévase más!

En Navidad no tiene por qué renunciar a los alimentos y bebidas dulces. Si consume alimentos o bebidas dulces, recuerde que puede hacerlo con moderación y que todas las calorías cuentan, incluso la de los dulces. La otra opción es consumir estos alimentos y bebidas con sustitutos del azúcar.

Por último, pero no menos importante, es vital mantener el hábito de practicar actividad física moderada al menos 30 minutos diarios, cinco veces a la semana. Si el cuerpo no gasta las calorías con actividad física, habrá un desbalance calórico que conlleve al aumento de peso. “Una caminata a la hora de ir de compras, bailar, organizar juegos que involucren movimiento físico, nadar, caminar por la playa, son algunas de las actividades que se pueden realizar fácilmente durante esta temporada”, concluyó Moreno.