•  |
  •  |

En estos días los padres pensamos en tener uniformes y libros listos, pero no se debe olvidar que hay otros aspectos que se deben considerar.

Es importante que anualmente los niños asistan al pediatra, así estén sanos, para conocer cómo está su desarrollo, peso, la necesidad de alguna vitamina o suplemento de acuerdo a la edad que tengan. Se debe chequear la agudeza visual, sobre todo en quienes tienen herencia de miopía y astigmatismo. Tampoco debe faltar la revisión y limpieza dental.

Los preparativos del ingreso a clases debe incluir la regularización del horario de sueño de los niños, ya que en vacaciones se altera, y deben poco a poco organizar su rutina.

Ellos necesitan dormir de 8 a 10 horas diario, esto les permitirá estar más atentos en las clases, podrán estar más ordenados con sus tiempos de comida, tendrán menos apetito, y estarán más relajados y de buen humor.

Otro aspecto que debe promoverse es el desayuno diario en casa, esta es la principal fuente energética para grandes y chicos, los que amanecen sin apetito poco a poco lo irán desarrollando. Es un hábito que se debe fomentar.

Lo que se les ofrezca debe adaptarse a los gustos y necesidades del niño. Por ejemplo opciones livianas como el cereal, que debe ser nutritivo y no una golosina llena de azúcar y color, rodaja de pan con queso, jamón o huevo, tortilla de maíz con quesillo o mozarella derretido, frutas con yogurt y granola.

Si se desea uno más fuerte puede dar gallo pinto con tortilla y huevo o queso, frijolitos molidos con alguna salchicha o tal vez un sandwich.

También los niños deben participar en la elección de sus opciones de loncheras. Es ideal que lleven su comida desde la casa para ofrecerles opciones nutritivas, las bebidas deben ser agua o jugos naturales, endulzados con poca cantidad de azúcar en vez de los sintéticos que tienen mayor cantidad de calorías, también pueden llevar yogurt líquido o cajitas de leche.

Sugiero incluir siempre una fruta, aprovechar las opciones que ofrece la temporada, estas pueden combinarse con un poco de yogurt para que no se coloque oscura. Incluir una proteína como trocitos de jamón y queso, salchicha en rodajas, nuguettes de pollo o atún con limón y poca mayonesa baja en grasa, les da plenitud y los nutre.

Adicionar alguna galletita que tenga cereales, avena, poco colorante y que sea baja en azúcar, tener en cuenta que hay barras de granola, cajitas con cereal seco, semillas como el marañón o maní.

No olvidar que tenemos meriendas muy sanas como las rosquillas, cosas de horno, quesadillas, picos, que al ser caseros y naturales se metabolizan mejor.

Les deseo un feliz regreso a clase, recuerden que los niños dependen de las compras y planeamiento inteligente que los padres hagamos para lograr su bienestar.

 

Paula Andrea Arce de Chamorro
Médica diabetóloga
www.vidasananicaragua.com
info@vidasananicaragua.com