•  |
  •  |

Un fuerte dilema es si comer o no antes de hacer ejercicios. ¿De hacerlo cuál es la comida más adecuada?

Estas son algunas de las preguntas que me han realizado las lectoras de mi columna, son muy interesantes de hecho. La realidad es que funciona tanto comer o no antes de hacer ejercicio… Sí, sé que suena confuso y por tal motivo se los voy a tratar de explicar con detalle.

La alimentación adecuada es indispensable para poder tener energías para una rutina de ejercicio. Es importante si sos de las que se ejercita por las mañanas. Ingerir un buen desayuno, pero no el que te deje demasiado llena que hasta te haga sentir pesada.

El desayuno es fundamental para toda dieta y estilo de vida saludable, de hecho es el tiempo que se debe de realizar más fuerte y más completo. Pero sí es importante darte un chance de comer y luego ir a hacer ejercicios, ya que si vas muy llena esto no te permitirá desarrollar tu rutina de ejercicios adecuadamente. Si tienen chance les sugiero desayunar en los primeros 30 minutos que se levantan y luego darse una horita para empezar a hacer ejercicios. Yo hago mi rutina bien temprano en la mañana y por mi trabajo no me puedo dar el lujo de darme la horita, por lo cual lo que hago es que divido mi desayuno.

En cuanto me levanto tomo mi linaza en ayunas y luego me como una tostada de pan integral, ya sea con un trozo de quesillo y chía o bien con miel de abeja natural (para darme energías); posteriormente a mi rutina de ejercicios me tomo uno de mis termos llenos de batidos de frutas naturales (de los que les hablé en mi columna anterior) o me como una fruta, ya sea sandía o manzana verde.

Si sos de las que entrena más tarde en el día te sugiero que te comas una pequeña merienda una hora antes de hacer ejercicios, con la finalidad de darte combustible o energías para desarrollar tu rutina adecuadamente.

Otros alimentos que puedes ingerir por la mañana, que te servirán para desayunar debidamente y obtener las energías puede ser huevo cocido, frutas naturales, yogurt con granola, cereal con leche descremada o bien una avena cocida con canela.

Ahora, sé que mencioné que para algunas personas funciona no comer antes de hacer ejercicios y les explico cómo es que esto resulta. Existen personas que son delgadas y cuentan con esa grasita que no se les va y les cuesta horrores eliminarla de ciertas áreas. Para estas personas hacer una rutina término medio (no tan pesada) en ayuna, les ayudará a quemar esa grasa específica de forma más rápida. La rutina sugerida es de unos 20 minutos y preferiblemente cardio (la cuerda es buena idea). No se debe de hacer diario pero sí una vez a la semana. ¡Pruébenlo y me cuentan!