•  |
  •  |

Las mujeres son un mar de emociones y sentimientos, los hombres también; pero las féminas son capaces de expresarlo a plenitud y sin ningún problema. Si desean llorar, gritar o reír a carcajadas lo hacen en su máxima expresión.

A la mujer le gusta ser amada y amar con todo el sentimiento, pero ¿qué pasa cuando el amor nubla la razón y permite violencia? La respuesta a esta pregunta trae un desenlace triste y muchas veces fatal. Según la psicóloga Ledia Gutiérrez, hay seis tópicos muy importantes que una mujer nunca debe permitir en su relación y debe estar alerta para que no tenga un final infeliz.

Violencia ni física

Según la experta, bajo ninguna situación se debe permitir golpes, empujones, mordiscos, etc. Por el contrario, antes de llegar a este punto, es mejor conversar o alejarse, ya que esa persona te causará mucho daño.

Violencia psicológica

Los celos, abortos porque no quiere más hijos, acoso con llamadas telefónicas, invasión y prohibiciones en redes sociales, comparaciones, indiferencia, infidelidades, piropos a otras mujeres en tu presencia, etc. Todo esto es considerado un golpe duro a tu estado emocional. ¡Cuidado!

Violencia verbal

Los insultos, gritos, malas palabras, apodos o sobrenombres son también un tipo de violencia.

Violencia económica

Para la licenciada Gutiérrez que no se responsabilice de los costos de la familia, que deje la responsabilidad económica solo a ella, que le mida los ingresos hasta que presente facturas, que no obsequie a familiares, amistades, etc., que no se compre lo que necesita, que no tenga derecho a comprar u opinar acerca de arreglos para la casa en general, que solo él elija el menú de las comidas y que no compartan salidas de distracción (cine, bailes o paseos), son indicativos que la relación no va bien.

Violencia sexual

Violación, acoso, relaciones con infecciones de transmisión sexual y las exigencias sin respetar el SÍ o el NO de ella son abusos.

Violencia familiar

Que no tenga derecho a visitar a su familia, ni compartir festividades con la familia, que no permita que los familiares se relacionen, que se exprese mal de los familiares, y que lo haga delante de los hijos.

 

Los gritos y celos obsesivos nos indican que algo no está bien en la relación.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus