•  |
  •  |

Antes de depilarnos las cejas debemos recordar que son el marco de nuestra mirada, y en dependencia de su forma podemos resaltarla.

Por ello, no se trata solo de seguir la tendencia, que por ahora son las cejas de grosor medio, sino de valorar “la forma de tu cara, de tus ojos y tu edad”, explica Pilar Lucas, artista del cabello y el maquillaje, en MujerHoy.com.

Tips

Hay un estilo para cada tipo de rostro.

Pequeño: No deben ser demasiado gruesas, de lo contrario le quitarían protagonismo a tu cara.

Redondo: Probá con cejas ascendentes que estilicen el óvalo facial.

Ovalado: Las opciones son más amplias, lo importante es que sea un ángulo suave.

Cuadrado: Para romper con la monotonía de los rasgos, lo mejor serían cejas en triángulo.

Alargado: Aprovechá una forma recta y horizontal, para que la cara se vea más ovalada.

Forma de corazón: Llevá cejas más curvadas, delgadas y cortas, para que la frente parezca más corta y la barbilla, más estrecha.

 

Según tu tipo de ojos

Muy juntos: Depilá el entrecejo para separarlos ópticamente.

Separados: Utilizá sombras en crema o lápices para rellenar los espacios menos poblados.