•  |
  •  |

¿Qué pasaría si una mujer invitase a todas las de su ciudad a correr con ella? Cristina Mitre se hizo esa pregunta antes de comenzar a liderar el movimiento solidario “2.0: Mujeres que corren”, cuyo objetivo es la promoción del deporte entre el sexo femenino mientras recauda fondos para la investigación de la leucemia infantil.

Mitre es directora de belleza de la revista Elle España y autora del blog The beauty mail. Es una apasionada del ‘running’ y, en su libro “Mujeres que corren”, de Ediciones Planeta, desgrana su experiencia y asesora sobre temas básicos para la práctica de este deporte. EFE Salud ha hablado con ella.

No había manual

“Cuando empecé a correr, no encontré ningún manual que respondiese a las dudas que una chica tiene sobre este deporte. Creí que este libro era una gran oportunidad para animar a las mujeres a ello. Resume un poco mi experiencia personal, contando todo lo que he aprendido en estos cuatro años del universo del ‘running’”, cuenta.

Hay una parte muy práctica que incluye trucos, consejos y técnicas que funcionan, ya que ha estado asesorada por expertos en la materia. El resto trata sobre su historia.

Visite al médico

Nadie debería dar por sentado que estamos lo suficientemente sanas como para empezar a correr. Como mínimo, hay que ir al médico de cabecera, decirle cuál es nuestra intención para que nos pida un análisis de sangre y un electrocardiograma. También hay que ver si tenemos algún problema en la espalda o en las rodillas. De esta forma se pueden descartar muchas patologías.

Correr es un método rápido para adelgazar. Muchas mujeres empiezan por esto y es una razón tan estupenda como cualquier otra, porque es lo que te va a motivar para hacerlo. Se necesitan 21 días para adquirir un hábito y, para perder grasa, hay que correr a determinada intensidad, así como hacer el ejercicio delante del refrigerador.