•  |
  •  |

@Dabascal09

 

Si luego de perder mucho peso, sea porque has cambiado tus hábitos alimenticios, te sometiste a una cirugía bariátrica para tratar la obesidad, o porque tuviste labor de parto; tu piel manifiesta un excedente de grasa en la parte baja abdominal, la cirugía Tummy Tuck podría ser tu solución.

El doctor Edgar Ibarra Pasos, del Centro de Cirugía Plástica, explica que en términos médicos la cirugía se llama “Dermolipectomía”, pero en inglés le llaman popularmente “Tummy Tuck” (en español sería “abdominoplastia”).

"El objetivo de esto es mejorar tanto el aspecto estético, como mejorar funcionalmente el abdomen", detalla Ibarra.

Por ejemplo, en el caso de las mujeres que quedan embarazadas, o de una persona que se pone obesa, los músculos del abdomen se van abriendo en el proceso y el ancho del abdomen queda más grande.

Una vez que la mujer ha parido o alguien ha bajado más de cien libras, queda un excedente de piel con poquita grasa; entonces puede recurrir a la cirugía para corregir su músculo y eliminar este excedente de piel. Cabe destacar que "no es un tratamiento para la obesidad", sino que es un procedimiento para después que ya se ha perdido el peso deseado.

Es importante que una mujer que se realice la operación por motivos de embarazo, lo haga hasta que haya tenido la cantidad de hijos deseados; y si perdió el peso por una cirugía bariátrica como una banda gástrica, recurra al Tummy Tuck hasta después de un año. "Es una cirugía relativamente grande, por lo que es mejor hacerla solo una vez”, indica Ibarra.

El procedimiento

La preparación de esta cirugía comienza desde el momento en que el paciente escoge su doctor. En el caso de Nicaragua, podría ser uno de la Asociación Nicaragüense de Cirujanos Plásticos, con personalidad jurídica.

El doctor investigará qué medicamentos está tomando el paciente, para que este deje de tomar los necesarios unos quince días antes de la cirugía, e indicará una serie de exámenes para asegurar que la persona esté sana.

"El anestesiólogo, la visa que pide son los exámenes; si es una mujer mayor de 40 años, se tiene que hacer un examen cardiológico, como electrocardiograma, por seguridad y para saber qué anestesia se va a usar”, explica Ibarra.

La operación dura de 3 a 4 horas, el paciente debe quedarse una noche en el hospital y durante una semana se le dejará un dreno, y con reposo relativo. La recuperación tarda apropiadamente un mes y se recomienda el uso de una faja abdominal para sentirse más segura.

 

3

mil dólares es el precio promedio de esta cirugía en Nicaragua.

 

40%

de los pacientes que visitan el Centro de Cirugía Plástica se realizan el procedimiento.