•  |
  •  |

MADRID/EFE

 

Para poder conservar las cualidades del alimento por más tiempo, acá te compartimos algunas recomendaciones para disfrutar del auténtico color, sabor y textura de los alimentos:

No introducir alimentos calientes en la refrigeradora. Si lo hacemos producimos una subida rápida de la temperatura y ponemos en situación de riesgo todo lo que almacenamos. Si necesitamos enfriar algo rápidamente, podemos meterlo al baño maría de agua fría o colocarlo encima de una rejilla en un lugar fresco.

Cubrir herméticamente todos los productos que guardemos. Lo mejor y más práctico es cubrirlos con film transparente.

Etiquetar

Es importante etiquetar los alimentos con fecha de caducidad. No meter las conservas empezadas en su envase original si es metálico. Cámbialo a un ‘tupper’ y escribe la fecha de caducidad en la tapa.

Utiliza papel de cocina, rejillas o coladores para evitar que los alimentos estén en contacto con el agua que sueltan y se pudran. Un buen truco para mantener crujiente mucho más tiempo las hojas de lechuga consiste en lavarlas en abundante agua fría, centrifugarlas bien y guardarlas en un bol con papel de cocina en su base.

Las claves para un consumo responsable se basan en comprar las cantidades necesarias y aprender a conservar los alimentos, esto es importante no solo para evitar intoxicaciones, sino también para gozar de productos que conserven todo su sabor y textura.