•  |
  •  |

¿Es usted una persona resiliente cuando las cosas se desboronan o se rinde fácilmente? En un mundo tan cambiante como el nuestro, la resiliencia es una habilidad que todos debemos cultivar. Por suerte no es una característica limitada a aquellas personas genéticamente dotadas. Cualquiera puede aprender a sobrevivir y sobresalir en tiempos cambiantes.

¿Es usted resiliente? La única manera de averiguarlo es analizando cómo reacciona ante situaciones estresantes. Cuando el océano está calmado, todos los barcos se mantienen a flote. En una tormenta, uno se da cuenta de verdad de qué está hecho.

No se dé por vencida

A veces es difícil aceptar que a pesar que uno se está esforzando, la báscula no será su amiga. Estos son los momentos difíciles donde uno se da por vencido o se enfoca y sigue trabajando y da su mejor esfuerzo para cumplir sus metas. Recuerde que no existen los atajos ni tampoco nadie puede medir su esfuerzo. Las personas resilientes reconocen estos espacios, saben que se trata de darlo todo siempre entendiendo que habrán páginas y a veces capítulos en la historia de nuestras vidas que serán difíciles y por ende siempre habrá tiempo para salir adelante.

Existe la historia sobre dos vendedores de zapatos, quienes viajan a África en busca de nuevas oportunidades de negocio. Uno de ellos llama a su jefe y le comenta “me voy, acá no hay esperanza, es una pérdida de tiempo, nadie utiliza zapatos así que no hay a quien venderles.”

El segundo también llama a su jefe y le comenta, “no lo creerás, hay múltiples oportunidades. Acá nadie utiliza zapatos, puedo vender todos los zapatos”.

Dos personas con las mismas circunstancias, pero solo una ve la oportunidad. Hay oportunidades por todos lados. Todo inicia con tener una mente abierta, ser resiliente ante la adversidad y los obstáculos y dar tu mejor esfuerzo, la única pregunta que tengo para ustedes es, ¿cuál vendedor eres?