•  |
  •  |

Inflamación, picazón y dolor son los principales efectos que provoca la picadura del mosquito, reacciones que pueden adquirir dimensiones alérgicas en algunas mujeres. Para evitarlo, existen algunos tratamientos preventivos como los repelentes, sustancias que se aplican en las zonas de piel expuestas o en las prendas de vestir para alejar al insecto.

Una vez que se ha producido la picadura, se puede recurrir a tratamientos calmantes o medicamentos sin receta que neutralicen la toxina introducida por el insecto. Pero cómo reducir esas molestas picaduras de mosquitos, lea con atención.

 

1. Zonas prohibidas

Mejor evitar las áreas donde los insectos acuden o tienen sus nidos: cubos de basura, balsas con agua, comidas y dulces sin tapar y jardines en flor. Así mismo, hay que procurar no molestar a los insectos.

 

2. Pendientes del reloj

En la medida de lo posible, hay que evitar salir entre el anochecer y el amanecer, ya que es el momento en el que los mosquitos pican habitualmente.

 

3. Atención a los olores

No utilizar colonias que desprendan olores dulces ni jabones con perfumes o aerosoles para el pelo, ya que atraen a los insectos.

 

4. Cuidado personal diario

Mantener una correcta higiene corporal, porque también la sudoración y los olores fuertes, como el de los pies, les invitan a picar.

 

5. El aire ayuda

El aire acondicionado impide la aparición de los mosquitos, y también podemos colocar ventiladores dentro de casa para alejarlos. Además ayuda mantener bien cerrada y ventilada la habitación donde vayamos a dormir.

 

6. Uso adecuado de los repelentes

Al utilizar los repelentes de mosquitos, hay que seguir estrictamente las recomendaciones sobre el modo de aplicación y la frecuencia de empleo.