•  |
  •  |

Segunda parte

 

¿Sabías que vos escogés tu realidad? Bueno, hasta cierto punto esto es verdad. Uno no puede cambiar necesariamente algo que pasó pero sí podemos decidir cómo reaccionamos ante esas circunstancias. A lo que me refiero, es a la perspectiva y la habilidad de tu cerebro para descifrar la realidad que te brinde la mayor ventaja en cualquier situación. Tu realidad, aunque no lo creas, está definida por lo que pienses de tu entorno, no el entorno mismo. Es decir, tu realidad, es tu percepción del mundo, y tú puedes escoger qué tan positiva es esa percepción.

No sobreestimemos qué tan integral es esta perspectiva para tu bienestar en general y tu habilidad para obtener resultados más duraderos- tu forma de pensar importa y muchísimo. Este es el porqué: una persona que se levanta animada para ir a entrenar probablemente llegará a ese entrenamiento con entusiasmo. Debido a este entusiasmo, probablemente trabaje más fuerte. Ya que trabajó más fuerte, va a querer alimentar su cuerpo de una mejor manera. Debido a su buen entrenamiento y buena alimentación, probablemente lo querrá hacer mañana y el día siguiente y así sucesivamente. Sus hábitos formarán a su alrededor una voluntad por despertarse y entrenar y una experiencia satisfactoria por cuidar su cuerpo. Será consistente y debido a esto sus esfuerzos darán sus frutos.

 

Enfoquemos nuestra perspectiva para desarrollar hábitos que nos permitan tener una mejor salud y bienestar:

 

• Ejercicio consistente (al menos 3 veces por semana por 8 semanas seguidas)

• Una dieta nutritiva (algo que sirva a tus propósitos y no te robe)

• Sueño adecuado (dependiendo de tus necesidades de 6-9 horas)

• Consumo de agua adecuado (la mitad de tu peso en onzas: 120 lbs=60 oz/día como mínimo)

• Hábitos diarios que apoyen tu salud mental (leer, escribir, socializar, meditar, caminar, etc.)

 

Estos puntos deben de estar relacionados a tres puntos importantes:

Tu familia

Un compromiso a largo plazo. Uno necesita estar saludable para disfrutar a sus seres queridos.

Tu salud

Aunque suene redundante, ¿existe en realidad algo que tenga más valor en tu vida? Cómo te ha ido cuando andas enfermo, estado anímico por el piso y tu desempeño laboral por el piso. Mientras más saludable te encuentres, más valioso eres para el mundo.

Tus metas

Mi razón para mantenerme saludable es sencilla. Quiero poder impactar vidas y empoderar a las personas hacia una vida más saludable. Si tienes una visión para tu vida, tu salud es primordial para poder cumplirla.

No relacionen el ejercicio y una buena alimentación a las libras que quieren perder, sino por mejorar sus vidas. El mundo necesita alejarse de la apariencia y la vanidad porque al final no son motivadores de largo plazo. Cambien sus vidas por la energía, el enfoque mental, longevidad, salud, prevención de enfermedades y memorias que podrás ir creando. No solo por el número en una báscula.