•  |
  •  |

La doctora Waleska Guerrero tiene muy poco de haber abierto las puertas de su clínica, pero los pacientes no dejan de llegar. Su voz brinda tranquilidad. La serenidad de su rostro inspira mucha confianza y, al entrar a su consultorio, se respira un delicioso aroma a flores.

Se describe como una mujer tranquila, inteligente y de paz. Le gusta una buena conversación y poder ayudar a los demás con su labor. Es licenciada en sociología y comunicación, y tiene una maestría en comunicación corporativa y publicitaria. Además, realizó estudios en administración de recursos humanos. Antes de ser especialista en reiki, trabajó durante diez años en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

¿Qué terapias aplica en su clínica?

Reiki, energetización pránica, hipnosis, regresiones, programación neurolingüística, terapia de colores y de respiración, y meditación.

¿Qué tipos de pacientes asisten a su consultorio?

Personas deprimidas que tienen dolencias físicas, y personas que tienen dolores de espalda, presión alta y malestares en diferentes partes del cuerpo.

¿Qué estudios realizó en esta materia?

Estudié una maestría en hipnoterapia, programación neurolingüística, ‘coaching’, ‘reikin máster’ y sanadora certificada.

¿Desde hace cuánto tiempo tiene su clínica?

La clínica la acabo de inaugurar, pero desde el 2012 estoy trabajando en este sentido, desde que vivía en EE.UU. En aquel entonces no cobraba, porque trabajaba en el BID, y mis pacientes eran mis amigos y amigos de mis amigos, o colegas del trabajo.

Algún caso que recuerde o donde haya ayudado a alguien más.

En una ocasión una compañera de trabajo, que estaba embarazada, sufrió un asalto y le dieron con el arma en la cabeza. Luego ella quedó inconsciente, entonces trabajé en terapias para que el bebé no tuviera traumas; fue muy satisfactorio ver cómo se recuperó y como el bebé está muy sano y fuerte.

¿Qué es lo que más le llena?

Poder ayudar a los demás con mi trabajo, ver a una persona que viene a verme, que está confundida o con un dolor muy fuerte, y que se va sintiéndose mejor. Es un resultado positivo que puedo percibir.

Descríbame una consulta diaria.

En una terapia común, el paciente viene y me habla de sus problemas. Luego de que conversamos, me doy cuenta de todo lo que atormenta al paciente, porque no es solo hablar y te hago reiki, es más allá de eso, es una terapia integral, que incluye una terapia de respiración y relajación con una terapia de colores.

¿Qué hace en sus tiempos libres?

Me encanta mucho estar en contacto con la naturaleza; un domingo feliz es ir a las aguas termales y estar relajada. Conversar con amigos y hacer caminatas. También disfruto mucho leer y hacer yoga.

¿Lo que más le molesta?

La ignorancia, todos tenemos poco o mucha ignorancia, pero hay personas que se cierran a eso y ahí tenemos un problema; si hay intransigencia, nunca se podrá prosperar.

¿Proyectos?

Quiero trabajar más en el empoderamiento de las mujeres, un proyecto que deseo es hacer un círculo de mujeres, donde podamos reunirnos todos los meses, apoyarnos, brindarnos herramientas para encontrar las debilidades que tenemos cada una y donde podamos ver que somos capaces de hacer lo que deseamos, con solo el poder de los pensamientos.

¿Un sueño por cumplir?

Quiero ir a Japón y hacer estudios en la terapia de reiki. También deseo ir a China y hacer estudios en ‘chi’.

 

10 trabajó en Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

 

40 años de edad tiene la especialista en reiki.

 

Una mujer inteligente

María Waleska Guerrero Incer

Profesión: Licenciatura en sociología y comunicación

 

Para la doctora Guerrero, la paz interior o la energía que está dentro de nuestro cuerpo es vital para llevar una vida sana y libre de dolencias, además para poder enfrentar el estrés diario que causa la saturación de información. Es amante de las actividades al aire libre y le gusta disfrutar mucho de sus amigos. Actualmente, está soltera y utilizando toda su energía para dar a conocer su clínica.