•  |
  •  |

La presidenta de la Asociación Española de Cáncer de Tiroides (Aecat), Cristina Chamorro, tiene muy claro el objetivo para ayudar a los afectados por esta clase de tumor. El mensaje es "No estás solo".

Y para ello, esta organización conmemoró el domingo pasado el III Día Nacional contra el Cáncer de Tiroides, con unas jornadas de debate en Madrid, con especialistas y pacientes.

Voces en el camino

Pero la iniciativa más mediática y creativa que han realizado ha sido la campaña "Voces en el camino", a inicios de septiembre, con otro mensaje bien claro, el cáncer de tiroides se puede superar y hay un camino de vuelta a la normalidad de la vida cotidiana.

Para explicitar este proyecto y concienciar a la sociedad, 35 pacientes de seis nacionalidades recorrieron a inicios de septiembre 112 kilómetros del Camino de Santiago, "Voces en el camino", y llegaron al mismo destino que miles y miles de peregrinos alcanzan cada día, la capital compostelana.

Cristina Chamorro, una de las peregrinas de "Voces en el camino", insiste en la necesidad que tienen los pacientes de cáncer de tiroides de contar con más información. "La voz de este cáncer no está en la sociedad", señala la presidenta de la Aecat, quien ofrece datos de una encuesta que pone de relieve que muchos de los sondeados, un 30 por ciento, considera insuficiente la información que recibe del médico sobre su enfermedad.

Desconocimiento

En la sociedad española, un 55.5 por ciento dice no saber nada o casi nada del cáncer de tiroides, que es el tumor endocrinológico más común. El 75 por ciento de los diagnósticos son mujeres.

Un 90 por ciento de los casos de cáncer de tiroides se curan, señala Chamorro, quien expone los cuatro tipos que se dan: papilar y folicular, de pronóstico bueno; medular, que depende de cirugía e inhibidores que lo conviertan en crónico; y anaplásico, el más duro y complicado, que afecta entre un cuatro y cinco por ciento de los pacientes.

La presidenta de la Aecat subraya que los tratamientos de esta enfermedad no actúan a base de radioterapia o quimioterapia, sino con radioyodo, que lo convierte en largo y complicado.

En cáncer de tiroides, la prevención es la vigilancia ante posibles bultos y la detección precoz.