•  |
  •  |

¿Sabías que dentro de las porciones de frutas que consumís al día, se recomienda que al menos una sea de cítricos? Debés aprovechar la actual temporada para integrarlas a tu dieta, y por supuesto, mantenerlas al alcance. Estas te ayudarán a mejorar y conservar un adecuado estado de salud.

Cuando vayás al supermercado, al mercado o pasen vendiendo frente a tu casa aprovechá, ya que tenés la opción de escoger. Las mandarinas, naranjas, toronjas, o limones son frutas que se conocen por su riqueza en vitamina A, vitamina C, ácido fólico, potasio, calcio, magnesio, entre otros.

Beneficios

“Todas estas vitaminas y propiedades nutritivas promueven un sistema inmune y un adecuado estado de salud. Contienen una mezcla de vitamina C y ácido fólico que estimula la formación de glóbulos blancos, y por ende, mejora el sistema de defensa contra virus y bacterias", destaca la nutrióloga Ana Cristina Gutiérrez.

Los cítricos también se consideran alimentos probióticos, porque --explica Gutiérrez-- favorecen el crecimiento de microorganismos beneficiosos en el colon, mejorando el tránsito intestinal y previniendo enfermedades relacionadas con la degeneración celular.

Asimismo, es oportuno recordar que contienen fibra soluble, la cual es primordial a la hora de realizar un plan nutricional. La fibra soluble da un mayor efecto de saciedad y contribuye así a ingerir menos calorías, provocando un efecto reductor de peso. Además, la fibra soluble ayuda a mantener un tránsito digestivo adecuado y prevenir el estreñimiento.

Consumo

Los beneficios al consumir cítricos son múltiples, entre ellos tenemos:

Efecto antioxidante. La combinación de vitamina C y fotoquímicos previene algunos tipos de cáncer.

Protector cardiovascular. Al ser fuente de fibra, los cítricos ayudan a reducir los niveles de colesterol. Como fuente de vitamina C, también promueven una mejor absorción del hierro proveniente de los vegetales.

Efecto inmune. Al tener una gran cantidad de vitaminas y minerales, promueven el equilibrio en el sistema inmune y una cantidad de enfermedades causadas por virus y bacterias. Ayudan a prevenir el envejecimiento celular, por medio de un efecto antioxidante que mantiene la célula protegida.

¿Cómo disfrutarlos?

La fruta en unidad es por excelencia la mejor forma de consumirla, pues contiene la fibra y las propiedades nutricionales de forma fresca, produciendo un mayor efecto de saciedad y de control de apetito.

Los cítricos se pueden consumir en jugos, preferiblemente sin agregar azúcar, es decir de la forma más natural. Procurá controlar la cantidad de onzas consumidas, ya que si te encontrás cuidando tu peso, podría representarte muchas calorías.

Incluí los críticos en tus ensaladas verdes o vegetales verdes, para mejorar la absorción del hierro.

Evitá consumirlos en ayunas o con el estómago vacío, porque podrían provocarte problemas digestivos.

Procurá consumir los cítricos inmediatamente tras ser exprimidos o cortados, de lo contrario se pueden oxidar con facilidad y perder el aprovechamiento de sus propiedades nutricionales.

 

SI Tienen efectos antioxidantes.

 

NO Debés consumir cítricos en ayuno, porque puede perjudicar a tu estómago.