•  |
  •  |

La natación es uno de los deportes que pueden practicar la mayoría de las personas sin tener en cuenta la edad y el sexo, pues dentro del agua se tiene un bajo impacto sobre las distintas partes del cuerpo, reduciendo al máximo la tensión de los huesos y las articulaciones, destaca Oswaldo Cárdenas, instructor de natación. Igualmente, Cárdenas afirma que la natación es uno de los ejercicios más completos para trabajar la mente y el cuerpo, porque te mantiene en forma, fortalece tus músculos y tu memoria. Por ello, es recomendable que se practique desde la infancia. Oswaldo Cárdenas elaboró una lista de beneficios que pueden obtener las mujeres que realizan de este deporte.

 

1 Tu calidad de vida mejora. La natación te permite retrasar la etapa del envejecimiento y aumentar tu capacidad motriz, al igual que tu memoria, ya que se requiere mayor concentración y coordinación. Además, aumenta la tolerancia durante la menopausia.

 

2 Sanas más rápido. Con la natación, las heridas tardan menos tiempo en curar, asegura Cárdenas. Asimismo, te permite estar más alerta contra las enfermedades, con más equilibrio y una reacción eficiente y rápida.

 

3 Mejora tu corazón. Este deporte mejora tu circulación sanguínea. Cuando nadas, le das un masaje a cada órgano de tu cuerpo, la sangre se activa y te sientes mejor. Por tal razón, el ritmo cardiaco se mantiene saludable y evitas posibles ataques cardiacos. Oswaldo Cárdenas recomienda nadar 4 horas a la semana, o media hora por día. Aconseja que se practique preferiblemente por la mañana, para evitar quemaduras solares y estar relajado todo el día.

 

4 Elasticidad. Tu organismo adquiere mayor movilidad y elasticidad. La natación permite ejercitar las articulaciones, aumenta tu flexibilidad y el rango de movimiento. Además la natación estimula que pueda aumentar el grosor de tus huesos, haciendo menos probables padecer lesiones al practicar otros ejercicios.

 

5 Adelgazas. Quemas mayor número de calorías que otro deporte. En el agua tus músculos trabajan de cinco a seis veces más que en tierra firme. La natación aumenta tu masa muscular y la tonifica; alarga tus músculos y mejora tu silueta. Una hora de este ejercicio te permite quemar hasta 600 calorías.