•  |
  •  |

Todas las personas que han practicado alguna actividad física han pasado por algún tipo de dolor muscular. Muchas veces es una alerta que nos está enviando el cuerpo de que hemos hecho un sobre esfuerzo. Algunos somos más sabios que otros y nos detenemos, pero hay quienes deciden seguir y pueden llegar a ocasionar un mayor problema en su cuerpo.

Los músculos son tejidos que tienen la capacidad para estirarse y contraerse. Cuando pasamos por este sobre esfuerzo podemos llegar a desgarrar el músculo, con esto nos referimos a la distensión o rotura de un músculo o un tendón por estirar o contraer demasiado el tejido muscular. La razón por la que esto ocurre es fatiga, el sobre esfuerzo o el uso inadecuado del músculo. Este tipo de lesión puede ocurrir en cualquier músculo, pero es más común en el cuello, hombros, femorales o el pectoral. Hay grandes probabilidades de que una persona sufra un desgarre en un musculo si:

El calentamiento es muy corto.

Los músculos ya están rígidos.

Los músculos ya están cansados.

Los músculos están débiles.

Usted debe de prestar atención cuando pasan las siguientes situaciones:

 

Calambres. Por lo general se relacionan con deshidratación, falta de potasio o mala circulación.

 

Contracturas. Los músculos se contraen involuntariamente.

Tirones. Un esfuerzo que excede las posibilidades del músculo.

 

Un desgarre es una lesión que puede dejarlo admirando aquello que usted disfruta hacer. Es por esto la importancia de hacer siempre algún tipo de calentamiento general y luego algún calentamiento para el área que va a entrenar, no saben la cantidad de personas que he visto en los gimnasios que llegan a hacer un ejercicio con la barra y pasan a cargar con el peso que van a trabajar de un solo, créanme no existen cremas en el mundo que calienten el músculo internamente a como lo harán las repeticiones y el incremento gradual de peso en un ejercicio.

Yo siento que el calentamiento es la clave, pero por favor siempre escuche a su cuerpo, habrá ocasiones donde el músculo no estará listo porque aún no se recupera o porque a lo largo del día estuvo en alguna posición que no fue la más óptima. No sobrepase sus límites, no existe un tiempo estándar para una recuperación de esta índole dado a que cada cuerpo es diferente, pero definitivamente es algo que requiere de suficiente descanso para garantizar que no va a volver a recaer dado a que los músculos quedan debilitados.