•  |
  •  |

En el “El segundo cerebro” (Ed. Paidós), el periodista y sociólogo especializado en nutrición, Miguel Ángel Almodóvar, compila las investigaciones más recientes sobre el peso del estómago en la salud, así como de la relación entre el intestino y el cerebro para el funcionamiento del cuerpo humano.

Este libro plantea que se ha producido un cambio de paradigma en las ciencias de la salud a raíz de finalizar la secuenciación genética de la estructura microbiana que habita el cuerpo humano, “sabemos que, en cada individuo, hay más de 100 billones de microorganismos alojados en el tracto digestivo”, afirma Almodóvar.

el microbioma

El conjunto de microorganismos que viven en tracto intestinal es el microbioma, también conocido como flora intestinal.

Según explica el autor a EFE Salud, descubrimientos científicos recientes han verificado que la importancia del microbioma se debe a que cualquier alteración en el equilibrio en ese ecosistema puede producir la disbiosis intestinal, vinculada a la aparición de enfermedades y trastornos como la obesidad, las alteraciones psicológicas o las alergias.

Almodóvar afirma que la secuenciación del ecosistema bacteriano intestinal, abre multitud de expectativas en relación al abordaje terapéutico de enfermedades y como solución potencial al problema de la resistencia microbiana de los antibióticos.

Alimentos beneficiosos

En el libro, Almodóvar aconseja los alimentos que contienen probióticos, “organismos vivos no patógenos que fundamentalmente corresponden a las especies Lactobacilus y Bifidobacterium”; aunque no modifican el microbioma, tienen capacidad de mejorar las funciones del aparato digestivo y el tránsito intestinal si se ingieren en cantidades adecuadas.

Mientras las investigaciones continúan su curso, el autor propone una serie de alimentos que contienen probióticos que repercuten en el bienestar de microbioma intestinal como la leche de cabra, el sésamo, el chocolate negro, el arroz integral o los pepinillos encurtidos.