• |
  • |

Dice el dicho: un viaje de mil leguas inicia con un solo paso. El cambio no ocurre de una noche para otra y toma mucho tiempo, dedicación y trabajo. El cambio da miedo, el cambio es duro, muchas personas temen al cambio y es ese temor lo que previene a las personas de seguir mejorando su nivel de fitness o su nutrición. Pero, ¿sabías que aun el cambio más pequeño puede hacer una gran diferencia y dar resultados significativos? Así es, muchas veces puede tomar un pequeño cambio para ver resultados dramáticos.

Así mismo, cuando uno hace un cambio a su condición física o nutrición, por ejemplo, salir a caminar cuando antes no lo hacía o comerse una fruta en vez de un chocolate; son los pequeños cambios en dosis manejables las que te garantizan el éxito. Tratar de hacer demasiados cambios a la vez te pueden llevar al fracaso y, en muchas ocasiones, no te permitirán evaluar qué es lo que está saliendo bien o mal.

Que tu salud sea tu prioridad. Algo tan sencillo como poner una botella con agua en tu escritorio te servirá como un recordatorio visual para tomar más agua.

Tener una buena hidratación tiene impactos positivos en tus niveles de energía, tus niveles de concentración, pérdida de peso y hasta ayuda con la digestión. Todo está en tomar mejores opciones, desde medir las porciones de las comidas hasta buscar cómo evitar bebidas con altos contenidos de azúcar.

Tome una o dos cosas pequeñas a la vez que sean fáciles de cambiar. No es necesario salir a correr un maratón, con poder caminar un par de cuadras diario estará promoviendo la actividad física en su cuerpo, y progrese sobre eso. Cualquier cambio de estilo de vida, sin importar si es grande o pequeño, necesita pasos pequeños y manejables para crear comodidad en las personas. Lo he escrito en otros artículos; si usted solo perdiese 2 libras a la semana al final del año habrá perdido 104 libras. Tal vez esto no es lo que todos necesiten, pero una libra hace una gran diferencia cuando se empiezan a sumar a lo largo del año. Te invito a que esta semana tomes un nuevo hábito hacia una vida más saludable. Después de unas dos semanas, agrega una nueva tarea y poco a poco transforma tu vida.